Adaptación de las familias a la crisis

Desde hace tiempo, estamos viendo como el modelo de familia tradicional y los hábitos de consumo están cambiando debido a la crisis que estamos sufriendo.

Se está produciendo una “Agrupación Familiar”, los abuelos están acogiendo en su casa a aquellos hijos que hace años marcharon, y en muchos casos, llegan con sus propios hijos. Esto es a causa de:

 
Desde hace tiempo
 
Las principales causas son las condiciones laborales y económicas por la que atraviesa España en estos momentos. Y por la que muchas personas se están viendo obligadas a regresar al hogar familiar para poder compartir gastos. O incluso, ahora los abuelos son quienes pasan a ser el único sustento económico de la familia.

Y aquellas personas que pueden independizarse, están optando por el Alquiler, ya que es mucho más asequible, y no hay un compromiso a largo plazo, como ocurre con las hipotecas, por la que la mentalidad con respecto a la vivienda está cambiando. Además puedes solicitar la ayuda al alquiler.

Hábitos de consumo

CríticoSe está produciendo una modificación en la cesta de la compra. Se han acabado las compras compulsivas, y esos artículos que compramos por capricho. Ahora en los carros de la compra los protagonistas son los productos de primera necesidad. Los consumidores dedican más tiempo a buscar establecimientos que satisfagan sus necesidades, teniendo en cuenta la calidad-precio de los productos y las marcas blancas.

Pero no solo hay cambios con respecto a la compra de alimentos, sino que se impone ahorrar ante los malos tiempos:

  • Se Come Más en Casa: Se prefiere comprar en el supermercado, y elaborar en casa o recurrir a la comida precocinada, antes de encargar la comida a cualquier servicio a domicilio. Cuando se realiza alguna comida fuera de casa, se tienen en cuenta el precio del menú del día, ofertas 2×1 o platos para compartir.
  • Menos Ocio: Se tiende al ocio casero, en lugar de ir al cine o un bar a tomar algo, muchos son los que están optando por ver una película y tomar algo en casa, antes que salir fuera. Y cuando se realiza alguna salida se reduce notablemente el consumo, se acuden aquellas actividades gratuitas que se organizan en las ciudades.
  • Aplazamiento en Las Compras: Aquellos artículos que no son prioritarios se están dejando para el último momento, como es la ropa, electrodomésticos, automóvil, muebles,…Ahora están subiendo la reparación de estos mismos bienes.
  • Ahorro Energético, Algunos trucos para ahorrar a fin de mes:
  1. Racionalizar la Temperatura del Hogar: La temperatura idónea a la que tenemos que tener la temperatura en Invierno es no superior a los 21º (Teniéndola encendida de 8 a 6 horas si la vivienda tiene un buen aislamiento). Y en Verano el aire acondicionado no deberá estar por debajo de los 26º ( Aunque los sistemas de corriente de aire o ventilación natural es la mejor opción)
  2. Ahorro Energético en Electrodomésticos: Apagar todos los electrodomésticos cuando no se están utilizando, hay que desenchufarlos. Porque si los mantenemos enchufados a través del cable sigue llegando la energía.

¿Cómo Podemos Gastar Menos?

  • Frigorífico: Deberemos tener el termostato en la temperatura más adecuada (teniendo en cuenta la carga y la temperatura ambiente), una buena colocación de los productos hará que disminuyamos el tiempo en el que la puerta del frigorífico este abierta, y una descongelación periódica hará que disminuya el consumo.
  • Lavavajillas y lavadora: Esperar a llenarlos antes de usarlos, utilizar productos anti cal y siempre usarlos con la temperatura más baja, siempre que sea posible.
  • Vitrocerámica y horno: Cocinar varios platos a la vez, de este modo nos estaremos aprovechando del calor residual. Tapando los recipientes mantendremos el calor que se produce. Y antes de que los alimentos estén a punto de terminar, apagar el electrodoméstico, de esta forma la comida terminará de cocinarse con el calor residual.
  • Televisores y ordenadores: Bajando la intensidad del brillo y utilizando el modo ahorro, conseguiremos un menor consumo.
  • Ahorrar en Iluminación: Algo que ya están en casi todos los hogares, son las bombillas de bajo consumo. Y otro modo de reducción es evitando tener varias bombillas encendidas a la vez en un mismo espacio.
  • Ahorrar Agua: Tener grifos monomando, ya que su consumo de agua es menor, tener difusores que regulen la cantidad de agua que usamos, y algo tan simple como tener una botella en la cisterna, hará que ahorremos 3 litros de agua en cada descarga. Evitar que grifos y tuberías goteen, por eso es bueno realizar una revisión de la instalación. Y si hay que cambiar algún electrodoméstico, comprar aquellos que sean de bajo consumo, ya que tienen incluidos programas en ahorro de agua.

Y además de estos cambios que se están realizando en el consumo, se ha producido un movimiento nuevo que es el Consumo Colaborativo.

¿Qué es el consumo colaborativo?

Es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales. Supone un cambio cultural y económico en los hábitos de consumo marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas que te ponen en contacto con otros iguales.

Hay aplicaciones donde puedes vender y comprar productos de segunda mano, aquellos objetos o ropa que ya no usas, y no sabes que hacer, le puedes sacar un beneficio.

Pero además, de vender productos de segunda mano, con el Consumo Colaborativo, puedes compartir coche o mesa en el tren, intercambios de casas, compartir plaza de garaje, Bancos del tiempo (intercambio de conocimientos), intercambios de libros, ir a casa de particulares a comer…

 

Hagamos del Refrán “Lo que uno no quiere, otro lo desea”, una forma de consumo que nos beneficie.

 

[tube]SF7ZFbnHAvE[/tube]

 

Fuente:

ADICAE
 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email