Alternativas para complementar una pensión: La hipoteca inversa

La hipoteca inversa es un género de préstamo hipotecario, dirigido a personas mayores de sesenta y cinco años o bien dependientes que sean propietarios de una vivienda.
 
hipoteca
 

Al contrario que en la hipoteca usual, en este caso es el titular quien recibe del banco una cantidad a cambio del piso (por norma general en forma de renta mensual). La ventaja es que puede proseguir empleándolo hasta su fallecimiento y en ningún instante pierde la propiedad de su residencia.

¿Qué requisitos se demandan para contratar una hipoteca inversa?

  • Los únicos requisitos demandados son tener más de sesenta y cinco años y ser titular de una residencia.

  • Para lograr las ventajas que da la nueva Ley de reforma del mercado hipotecario, la vivienda además de esto ha de ser la habitual.

¿De qué manera marcha?

  • La entidad de crédito va prestando una cuota mensual al dueño a lo largo de un plazo de tiempo fijado (por norma general entre diez y veinte años) a un género de interés fijo. El importe de la mensualidad va a estar dependiendo del valor de tasación de la residencia y el plazo.

  • La persona mayor prosigue siendo dueña de su residencia y puede proseguir viviendo en esta o bien emplear el dinero recibido para alquilar o bien adquirir otra casa o bien para costear una residencia.

  • La entidad que entrega la hipoteca inversa no puede exigir la devolución de la deuda amontonada mientras que no muera su titular o bien el último de los adjudicatarios de este sistema de crédito, conforme se haya establecido en el contrato.

    [wpcc-script async src=»https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»]

¿Qué ocurre con los herederos? 

Al fallecimiento del titular, a los herederos les toca tanto la propiedad de la residencia como la deuda amontonada con la entidad de finanzas, y disponen de 2 opciones:

  • Quedarse con la vivienda: para esto deben saldar la deuda con la entidad, devolviendo el dinero prestado. Si no disponen de patrimonio para hacerlo pueden financiarse a través de la constitución de una hipoteca normal sobre la residencia, por el importe de la deuda.

  • Venderla: en un caso así el importe de la venta se usa para liquidar la deuda contraída por los titulares de la hipoteca inversa. Si la cantidad no basta para satisfacer la deuda amontonada, la entidad puede instar la venta de otros recursos de la herencia.

Como se trata de un préstamo, estos ingresos mensuales adicionales no tributan en el IRPF.

Fuente: Finanzas para todos y Inmejorable mayores.

Más información: Hipoteca Inversa

Deja un comentario