Ayuda al alquiler para personas con pensiones no contributivas

Las personas titulares de pensiones no contributivas que radiquen en una residencia alquiler. Pueden pedir un complemento para costear los gastos de la renta.

La cuantía de esta ayuda es de quinientos veinticinco euros al año. El plazo límite para presentar la petición es el último día del año, el treinta y uno de diciembre de dos mil veintiuno y la resolución de la petición se dictará y avisará en un plazo de 3 meses.

Requisitos

Podrán ser adjudicatarias de este complemento las personas que reúnan los próximos requisitos:

  • Tener reconocida una pensión de jubilación o bien invalidez de la Seguridad Social en su modalidad no contributiva, en la data de la petición y en la de resolución.
  • Carecer de residencia en propiedad.
  • Ser titular del contrato de alquiler de la vivienda.

Si en exactamente la misma residencia alquilada conviven 2 o bien más personas que tuviesen reconocida una pensión no contributiva, solo va a tener derecho a este complemento aquel que sea el titular del contrato de alquiler o, de ser múltiples, el primero de ellos.

  • No tener con el arrendador de la residencia alquilada relación conyugal o bien de parentesco hasta el tercer grado ni formar con aquel una unión estable y de convivencia con equivalente relación de afectividad a la conyugal.
  • Tener fijada su vivienda, como domicilio frecuente, en una residencia alquilada. Se comprenderá que es el domicilio frecuente cuando la vigencia del alquiler no sea inferior a un año y haya residido en exactamente la misma a lo largo de un periodo mínimo de ciento ochenta días precedentes a la data de la petición.

Documentación necesaria

La acreditación del cumplimiento de los requisitos se justificará por medio de la próxima documentación:

  • El requisito de carecer de residencia en propiedad, se acreditará por certificado catastral telemático.
  • El requisito de ser titular del contrato de alquiler de la residencia, se justificará mediante copia compulsada del contrato de arrendamiento en el que figure la ubicación de la residencia, la identificación del arrendador y del inquilino y la duración del contrato. En el caso de contratos de alquiler no formalizados por escrito la condición de inquilino se acreditará por cualquier medio de prueba válido en derecho.
  • El requisito de vivienda frecuente en una residencia alquilada se acreditará, preferiblemente, con la información contenida en el respectivo padrón municipal.
  • El requisito de no tener con el arrendador de la residencia alquilada relación conyugal o bien de parentesco hasta el tercer grado ni formar con aquel una unión estable y de convivencia con equivalente relación de afectividad a la conyugal. Se acreditará mediante declaración responsable del pensionista en la que conste el arrendador o bien arrendadores de la residencia alquilada no tienen con él relación de parentesco, por consanguinidad, afinidad o bien adopción, hasta el tercer grado, ni conyugal ni de unión estable y de convivencia.

Cómo pedir el complemento

La administración y reconocimiento del derecho a percibir una pensión no contributiva se efectúa por las Comunidades Autónomas que tienen transferidas las funciones y servicios del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). En las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla se hace de manera directa por el IMSERSO.

Por lo tanto, las personas interesadas van a poder dirigir la petición de este complemento a los órganos eficientes de las respectivas Comunidades Autónomas, Diputaciones Forales del País Vasco y Navarra, y Direcciones Territoriales del Instituto de Mayores y Servicios Sociales de Ceuta y Melilla.

También van a poder asistir a pedir información y asesoramiento a los Servicios Sociales comunitarios de la zona pertinentes.

Deja un comentario