Claves para entender la nueva ley del teletrabajo

Durante la epidemia que padecemos en este dos mil veinte, la vida laboral ha dado un cambio de trescientos sesenta grados, para amoldar el trabajo a las indicaciones de salud y por esta razón muchas empresas han optado por el teletrabajo. La tecnología es el factor básico para poder hacer nuestros objetivos laborales.

Muchos estudios determinan que el aumento de esta forma de trabajar se habla de un aumento de por lo menos de un veinticinco%. Esta situación ha ido medrando sensiblemente, como el empleo de aplicaciones de video llamadas y otras que hacen que resulte posible el contacto con la compañía y compañeros de trabajo de forma no presencial.

En este contexto en que nos hallamos y que se extenderá, ha dado a trabajar de forma rápida en las reglas que regulen este género de trabajo. Ya que en el Estatuto de Trabajadores no estaba reflejado correctamente.

El Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia define esta forma de trabajar como aquel que se preste, en un periodo de referencia de 3 meses, durante un mínimo del treinta% de la jornada o bien el porcentaje proporcional equivalente dependiendo de la duración del contrato de trabajo.

Como se define este género de trabajo

El trabajo a distancia va a ser el que se presta en el domicilio del trabajador o bien sitio elegido durante su jornada o bien parte de ella, con carácter regular. El trabajo a distancia se realizará a través de el empleo de sistemas informáticos o bien telemáticos.

Para que sea considerado trabajo a distancia va a deber efectuarse por lo menos un 30% de la jornada en esta modalidad. Esto quedase en el periodo de referencia de tres meses o bien el porcentaje equivalente, dependiendo de la duración del contrato.

Limitaciones en el trabajo a distancia

En los contratos de trabajo festejados con menores de dieciocho años y en los contratos en prácticas y para la capacitación y el aprendizaje, el pacto de trabajo a distancia debe asegurar, por lo menos, un porcentaje del cincuenta% de prestación de servicios presencial.

Igualdad de trato y de ocasiones y no discriminación

Se establece que las personas que desarrollan trabajo a distancia van a tener exactamente los mismos derechos que hubiesen ostentado si prestaran servicios en el centro de trabajo de la compañía, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en exactamente el mismo de forma presencial. Estos no van a poder padecer perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales, incluyendo remuneración, estabilidad en el uso, tiempo de trabajo, capacitación y promoción profesional.

En los complementos salariales se tendrán presente los factores del trabajo a distancia a fin de que estas personas no se vean penalizadas.

Voluntariedad y derecho a la desconexión

El trabajo a distancia será voluntario para la persona trabajadora y para la empleadora. Además requerirá la firma del pacto por escrito de trabajo a distancia regulado en este real decreto-ley. Con el que va a poder ser parte del contrato inicial o bien efectuarse en un instante siguiente. El pacto al que se llegue a este respecto va a ser reversible tanto para la compañía para la persona trabajadora.

La negativa de la persona trabajadora a trabajar a distancia, el ejercicio de la reversibilidad al trabajo presencial y las contrariedades para el desarrollo conveniente de la actividad laboral a distancia que estén únicamente relacionadas con el cambio de una prestación presencial a otra que incluya trabajo a distancia. No van a ser causas justificativas de la extinción de la relación laboral ni de la modificación substancial de las condiciones laborales.

Deberá recoger los cambios en las condiciones de prestación de servicios a distancia, tras pacto entre empresa y trabajador, entregando este pacto al representante legal en un plazo de diez días. Posteriormente, va a ser obligatorio remitir una copia básica del pacto firmado a la oficina de empleo.

Este pacto asimismo va a ser obligatorio para los trabajadores que estuvieran teletrabajando ya antes, deberá formalizarse ya antes de tres meses, tras la entrada en vigor de la ley (trece de octubre dos mil veinte).

Quien cubrirá los gastos?

Los gastos vinculados al desempeño del trabajo a distancia los equipos, herramientas, medios y consumibles serán al cargo de la empresa. El sitio que se escoja para trabajar a distancia no va a tener por qué razón ser necesariamente el domicilio del trabajador. También va a deber quedar garantizado el derecho a la desconexión.

Las empresas que asimismo tengan a su plantilla teletrabajando excepcionalmente por motivos relacionados con el Covid-diecinueve asimismo van a estar obligadas a facilitar las herramientas y consumibles precisos para que los trabajadores desarrollen su actividad.

Cuando se pone en marcha?

El presente real decreto-ley va a entrar en vigor a los veinte días de su publicación (trece de octubre dos mil veinte) en el «Boletín Oficial del Estado», sin perjuicio de lo establecido en su predisposición auxiliar séptima.

No obstante, las disposiciones auxiliares tercera, cuarta, quinta y sexta, la predisposición transitoria cuarta, como las disposiciones finales cuarta, quinta, octava, novena, décima, undécima y duodécima van a entrar en vigor exactamente el mismo día de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

¿Cuál es el contenido mínimo obligatorio del pacto trabajador / empresa?

El contenido y obligaciones relativas al pacto de trabajo a distancia o bien trabajo a distancia, serian los siguientes:

  • Inventario de los medios, equipos y herramientas del equipamiento preciso para teletrabajar.
  • Enumeración de los gastos y cuantificación de la compensación de los gastos del trabajador a distancia y instante en que se debe abonar. Esto se corresponderá con lo indicado en acuerdo colectivo de aplicación.
  • Horario de trabajo y reglas de disponibilidad.
  • Porcentaje y Distribución entre el trabajo presencial y a distancia.
  • Centro de trabajo al que es adscrito y donde efectuará el trabajo presencial.
  • Lugar lugar desde donde efectuará el trabajo a distancia.
  • Plazos de aviso previo para el ejercicio de situaciones de reversibilidad.
  • Procedimiento en el caso de haber contrariedades técnicas que impidan el trabajo.
  • Instrucciones de la compañía en materia de LOPD.
  • Instrucciones sobre la seguridad de la información.
  • Duración del pacto.

Derechos de los trabajadores a distancia

Esta ley incluye una serie de derechos que van a deber garantizarse en los trabajadores a distancia:

  • Derecho a la formación: se garantizará el acceso en condiciones de igualdad y la capacitación precisa para teletrabajar.
  • El derecho a la promoción profesional: se les va a deber informar por escrito de las ocasiones que existan, presenciales o bien no.
  • Derecho a percibir los medios suficientes: se les entregarán los equipos precisos conforme el inventario del Acuerdo para teletrabajar.
  • El derecho al abono y la compensación de gastos: la compañía va a deber compensar los gastos directos relacionados con los equipos y medios vinculados a su actividad laboral. Se van a poder incluir complementos concretos en el acuerdo colectivo.
  • Derecho a un horario flexible: el trabajador va a poder trastocar el horario de trabajo, respetando la normativa de trabajo y reposo, de conformidad con los límites que se hayan establecido en el Acuerdo de trabajo a distancia firmado con la compañía.
  • Derecho al registro horario: el sistema de registro horario va a deber incluir el comienzo, fin de la jornada, tramos de actividad, tiempo de activación de equipos, tiempo de preparación para las labores y entrega… Sin perjuicio de la flexibilidad horaria. La empresa para adoptar las medidas que estime oportunas para la vigilancia y control para contrastar que el trabajador cumple sus obligaciones, siempre y cuando sean medios que respeten su dignidad.
  • Derecho a la prevención de peligros laborales: la evaluación va a deber tener en consideración las peculiaridades del puesto, distribución de la jornada, incluyendo tiempo de disponibilidad, descansos y desconexiones. La empresa va a deber informarse sobre los peligros para poder prevenirlos. Si se genera una visita al sitio de trabajo jamás al resto de estancias, siempre y en toda circunstancia autorizada por el trabajador y se emitirá informe por escrito.
  • Derecho a la amedrentad y protección de datos: el empleo de medios telemáticos y el control del trabajo, va a deber respetar los derechos del trabajador. La empresa no va a poder demandar instalar programas en dispositivos propiedad del trabajador, ni demandar el empleo de estos ordenadores para teletrabajar.
  • Derecho a la desconexión digital: los trabajadores van a tener derecho a la desconexión fuera de su horario de trabajo. La empresa va a deber asegurar el derecho a la desconexión o bien reposo, limitando el empleo de medios empresarial en horario de reposo y respetando la duración máxima de su jornada.
  • Derechos colectivos: va a deber garantizarse el acceso a la comunicación con los representantes de los trabajadores y actividades organizadas por estos. Así como los derechos de naturaleza colectiva. La empresa va a deber facilitar los medios precisos. Esta Ley sostiene un periodo transitorio de tres años para aplicar la regla a las relaciones laborales que estuvieran reguladas por pacto o bien acuerdo colectivo que no prevean un periodo de vigencia.

Trabajadores que teletrabajaban ya antes del decreto

Los trabajadores que estuvieran teletrabajando ya antes de la regla también deben firmar un acuerdo sobre las condiciones con su empresa. No implica la desaparición de los derechos o bien condiciones que estuvieran ya gozando.

Si el pacto se formalizó entre empresa y trabajador, deberá subscribirse el pacto con arreglo al Real Decreto ya antes de tres meses. Igualmente va a ser de aplicación ya la regla para las siguientes modificaciones.

Empresas que estén teletrabajando por causa de fuerza mayor por el Covid-19

Si tu empresa ha aplicado el trabajo a distancia extraordinariamente conforme las condiciones del artículo cinco, del RD Ley 8/2020. Estarán exentas de la obligación de firmar el pacto de trabajo a distancia.

Así mismo, se comprenderá cumplida la obligación de efectuar la evaluación de peligros laborales, mediante una autoevaluación voluntaria de los trabajadores.

La empresa está obligada a facilitar a los trabajadores el material preciso para efectuar el trabajo a distancia y los gastos provocados en este tiempo.

Trabajadores con acceso prioritario

Habrá trabajadores que van a tener prioridad para el acceso al trabajo a distancia (derecho a lactancia natural, víctimas de violencia sexista y de terrorismo). Como las personas que tengan necesidades de conciliar su vida profesional y laboral reflejado en el Estatuto de los Trabajadores.

Tendrán derecho a restablecer esta modalidad y regresar a su puesto cuando cesen las circunstancias que le dieron derecho.

Plazos y gestiones obligatorios a efectuar con el pacto

El acuerdo se deberá firmar ya antes de empezar a teletrabajar. Y si ese trabajador ya estuviera teletrabajando, se va a deber firmar un nuevo pacto actualizado ya antes de tres meses, desde el veintitres de septiembre dos mil veinte.

  • Remitir una copia del pacto a los representantes de los trabajadores ya antes de diez días.
  • Debes preservar un justificante de entrega del pacto a los representantes.
  • Tendrás que remitir al SEPE una copia de ese justificante de entrega y la copia del pacto.

Modificaciones en el trabajo a distancia y porcentaje de presencialidad

El trabajador a distancia va a poder pasar a efectuar trabajo presencial o bien alterar el porcentaje que efectúa presencial de manera voluntaria. Como hemos visto esta resolución habrá de ser voluntaria y reversible para empresa y trabajador.

No van a ser causas de despido la no adaptación al trabajo a distancia, la negativa a mudar su modalidad a distancia o bien la petición de revertir el trabajo a distancia. La regla da prioridad al trabajador a distancia para ocupar vacantes que broten en modalidad presencial.

El porcentaje de trabajo a distancia para ser considerado trabajo a distancia es de un treinta% sobre el total de la jornada. Qué se establece a lo largo de un periodo de tres meses.

Nuevas sanciones y también infracciones

No formalizar por escrito el contrato de trabajo o bien el pacto de trabajo a distancia en los términos de la regla va a ser considerado una infracción grave. Esto acarrearía a multas entre seiscientos y seis mil euros, en función de su gravedad.

Enlace al BOE, del primer RD que regula el teletrabajo: boe.es

Deja un comentario