Cómo iniciar una reclamación

vias-de-reclamacion-668x400x80xX
 

En primer sitio, tanto las administraciones y las asociaciones de usuarios aconsejan tratar con la compañía o bien el profesional en cuestión y negociar una solución que se acomodé a lo que pretendemos demandar, la razón es evidente, supone una solución más veloz, eficaz y de acuerdo mutuo si bien es posible que no logremos la totalidad de nuestra posible reclamación. Si se inclinan por esta posible negociación anterior es de máxima importancia que dejen cualquier género de perseverancia de dichas negociaciones. La perseverancia puede ser comunicaciones por buro-fax, firma de los implicados etc. y es recomendable dar un plazo al reclamado a fin de que responda sobre nuestra solicitud.

[pullquote align=»left|center|right» textalign=»left|center|right» width=»30%»]El modelo “estándar” son las hojas de reclamaciones que tienen la mayor parte de establecimientos[/pullquote]

En relación al contenido de la reclamación podemos indicar que el modelo “estándar” son las hojas de reclamaciones que tienen la mayor parte de establecimientos, a pesar de ello la reclamación, siempre y cuando se remita al reclamado y a la Administración eficiente y tenga el contenido conveniente, va a ser válida y surtirá plenos efectos. Las hojas de reclamaciones en los establecimientos acostumbran a estar libres y, en la mayor parte de lugares, son obligatorias. Sin embargo si la reclamación se hace a un profesional acostumbra a ser más difícil que tenga semejantes modelos de reclamación. En cualquier caso va a poder efectuar la reclamación por su cuenta siempre y cuando remita exactamente la misma a la Administración pertinente (consultar en la Consejería que lleve materia de consumo en todos y cada Comunidad Autónoma) y se la remita, por su parte, a la persona o bien empresa que reclame.

Si se utiliza la hoja de modelo de reclamaciones que tienen la mayor parte de los establecimientos es fundamental que la copia para la Administración se la queden y la remitan, puesto que si no lo hacen posiblemente la compañía no lo haga (por su interés evidente). En cualquier caso la reclamación debe tener el próximo contenido mínimo:

  • Nombre, dirección, documento de identidad y teléfono del reclamante.
  • Nombre comercial, denominación social, domicilio, NIF y teléfono de la compañía contra la que se demanda.
  • Descripción breve y clara de los hechos objeto de su reclamación.
  • Lo que pide con la reclamación.

Junto con la reclamación formal y los datos detallados se debe anexar cualquier género de documento que acredite o bien mantenga la intención de la reclamación (contratos, facturas etc.). Además, si la compañía no facilita las hojas de reclamaciones, el consumidor puede pedir la asistencia de la policía local pertinente a fin de que levantara acta del hecho. Es de máxima importancia destacar que la interposición de la reclamación no exonera de la posibilidad del acceso a los tribunales.

Existen Comunidades Autónomas que permiten la descarga y la presentación de modelos de hojas de reclamaciones por vía telemática, ello les va a poder ahorrar tiempo y sacrificio. Para informarse, les aconsejamos que entren en la web de sus respectivas comunidades y procuren el apartado de consumo o se notifiquen por teléfono o bien presencial.

 

Deja un comentario