Como realizar un Recurso contencioso-administrativo para reclamar la Ley de Dependencia

Para la interposición del recurso contencioso-administrativo es precisa la asistencia de un letrado y de un procurador puesto que ya nos hallamos en la vía judicial. Esto desea decir que deben decidir si deciden proseguir adelante puesto que el procedimiento puede ser costoso y retardarse desde unos meses hasta un año o bien aun prácticamente un par de años. Del mismo modo tengan presente que para la interposición del recurso es preciso abonar un tasa (debido a la Ley de Tasas que se aprobó en dos mil doce) que puede ser de doscientos euros o bien trescientos cincuenta euros en dependencia de la cuantía que deseen demandar en término de indemnización. Todo ello, si deciden ir a la vía judicial, es fundamental hablarlo con el letrado o bien profesional que les asesore.

En relación con el plazo volvemos a insistir; es de vital relevancia que no dejen correr los plazos pues pueden perder el derecho de interponer el recurso en vía judicial. Los plazos para interponer dicho recurso van a ser de dos meses cuando se nos resuelva el recurso de alzada (arriba explicado) o bien de seis meses contados desde el último día que la Administración tenía para responder y no lo hizo (el silencio administrativo arriba descrito asimismo). Por ello es fundamental estar pendiente de los plazos.

El recurso contencioso-administrativo que se interponga es competencia de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, es el órgano de primera instancia encargado de solucionar. Sin embargo pueden recurrir como vamos a explicar abajo.

¿Qué se puede perder con el recurso contencioso-administrativo?

Evidentemente es un recurso más costoso que los recursos administrativos que se han explicado. Hay que sumar los honorarios de los abogados y procuradores, la tasa judicial, el tiempo que transcurra hasta el momento en que el juez decida (pueden ser múltiples meses) y la probabilidad, si no les dan la razón, de tener que abonar las costas al Abogado del Estado. Por ello deben pensarlo pausadamente puesto que van a invertir dinero y tiempo en el procedimiento mas si piensan que la prestación por dependencia les toca basándonos en criterios sólidos y de este modo les han asesorado no vacilen en asistir a la vía judicial en tanto que está ahí para ser garante nuestro en procesos como este.

¿Qué pasa si el Juzgado no me da la razón y deseo recurrir?

Se puede recurrir en apelación, frente al Tribunal Superior de Justicia de cada Comunidad Autónoma. La tasa son ochocientos euros y habría que sumarle más tiempo y más dinero como resulta lógico mas deben saber que tienen esta capacitad.

¿Qué puedo hacer si no tengo medios para ir a la vía judicial?

Si alguien no tiene medios para asistir a la vía judicial posiblemente pueda ser adjudicatario de la asistencia jurídica gratis (un letrado de oficio). Para instar el reconocimiento de la justicia gratis debe contactar con el Colegio de Abogados de su Comunidad Autónoma y le notificarán del trámite a proseguir. Es un trámite en general fácil y vale la pena.

Si le reconocen tal derecho no solo conseguirán un letrado y procurador de oficio que velen por sus intereses sino van a estar exentos del pago de las tasas judiciales arriba descritas. Es fundamental que no dejen de asistir a dicho derecho pues la justicia debe ser para todos. No es un monopolio del que tiene dinero.

 

Deja un comentario