Cómo solicitar la ayuda para madres trabajadoras

La famosa como «ayuda a la madre trabajadora» es, realmente, una deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Por cada hijo menor de 3 años, nacido o bien adoptado en territorio de España, corresponden hasta mil doscientos € anuales.

En los presuntos de adopción o bien acogimiento la deducción se va a poder practicar, independientemente de la edad del menor, a lo largo de los tres años siguientes a la data de inscripción en el Registro Civil o bien a lo largo de los tres años siguientes a la data de la resolución judicial o bien administrativa que la declare.

Asimismo, se puede pedir un pago adelantado de esta deducción a través de un pago mensual de cien euros por menor.

Duración de la ayuda

La deducción por maternidad, tanto por cobro anual como de antemano, se puede percibir hasta que el pequeño cumpla los 3 años o bien se dejen de cumplir ciertos requisitos que mentamos abajo. La ayuda se puede regresar a percibir si la madre tiene otro hijo y cumple los requisitos.

Requisitos

  • Estar trabajando, por cuenta propia o bien extraña, y estar dada de alta en la Seguridad Social o bien en la Mutua pertinente.
  • Como mínimo, debe haber cotizado a la Seguridad Social quince días de cada mes (jornada completa) o bien el cincuenta% de la jornada (tiempo parcial).
  • Las trabajadoras agrarias deben haber cotizados mínimo de diez jornadas reales al mes. Si se ha cotizado menos de este tiempo, la deducción se va a poder pedir, mas únicamente en la declaración de la renta que haga por año siguiente.
  • En el caso de las autónomas, van a deber cotizar mensualmente cuando menos cien € mensuales.

Cómo solicitarla

Para solicitar la deducción por maternidad para las madres trabajadoras es necesario presentar el modelo 140, sea a través de impreso o bien de forma telemática.

Este modelo se halla libre en la página web de la Agencia Tributaria, y asimismo en sus oficinas y en los Registros Civiles.

La petición del abono adelantado, como las alteraciones que afectan a la deducción, se pueden presentar por Internet, presencialmente, por correo o bien haciendo la solicitud por teléfono.

  • Presencial: va a ser bajo cita anterior y disponibilidad de las oficinas de la Agencia Tributaria.
  • Vía telefónica: novecientos uno doscientos trescientos cuarenta y cinco. Será preciso facilitar los datos del Registro Civil que aparecen en el Libro de Familia, como los próximos datos:
  1. DNI/NIE.
  2. Número de afiliación a la Seguridad Social o bien Mutualidad.
  3. Número de cuenta corriente.
  4. Importe que corresponda a la base liquidable general de la declaración del IRPF de cada ejercicio.
  5. Vía telemática: mediante la sede electrónica de la Agencia tributaria, contando con certificado electrónico, Cl@ve PIN, documento nacional de identidad electrónico.

Otros datos a tener en cuenta

  • Si la ayuda no se imputa como una deducción fiscal, se recibe cada mes, en general a finales, en dependencia de cada entidad.
  • Durante los meses en que se esté en el paro no vas a poder pedir la ayuda de esos meses, puesto que no se ha cotizado a la Seguridad Social.
  • Si estás de baja por enfermedad o bien embarazo, pero tienes un contrato en vigor, proseguirás cobrando los cien euros.
  • Si estas en ERTE dejarías de percibirla mientras que dure esta situación. Esto se debe a que, en los casos de suspensión del contrato de trabajo a lo largo de todo el mes, a consecuencia de la aprobación de un expediente de regulación temporal de empleo. Deja de efectuarse una actividad por cuenta extraña y de cumplirse los requisitos para gozar de la deducción por maternidad y el pertinente abono anticipado.

¿Pueden pedirla los progenitores?

La subvención es exclusiva de la madre y solo puede pedir la ayuda, siempre y cuando esté cotizando a la Seguridad Social. Aunque existen excepciones:

  • En en caso de que la guarda y custodia corresponda de forma exclusiva al padre, este va a poder pedir la ayuda si cumple el resto de requisitos.
  • En caso de fallecimiento de la madre, o bien cuando la guarda y custodia se atribuya de forma exclusiva al padre, o bien en su caso a un tutor, este va a tener derecho a la práctica de la deducción pendiente, siempre y cuando cumpla los requisitos previstos para tener derecho a su aplicación.

Deja un comentario