Como solicitar una incapacitación judicial

En primer sitio debemos efectuar, como acostumbramos, un marco anterior al tema que vamos a desarrollar sobre la incapacitación de las personas. La incapacitación supone que, por resolución y procedimiento judicial seguidos con las garantías pertinentes, una persona vea reducida su capacidad de obrar (capacidad que nos deja efectuar actos con relevancia legal y jurídica). Ello no desea decir que pierda o bien vea limitada su capacidad jurídica (los derechos inherentes a la persona) sino precisa del permiso, tutela y vigilancia de otra persona para efectuar ciertos actos.
 
incapacitación-judicial 1
 
En el presente texto intentaremos desarrollar exactamente en qué consiste la incapacitación, de qué forma es el procedimiento a continuar para conseguirla y demás peculiaridades precisas.

 

 

Tipos de incapacitación

Existen 2 géneros de incapacitación en dependencia del grado de capacidad de obrar que se limite.

  1. Total (tutela): se impone a quienes no tiene la capacidad de regirse en ningún aspecto de su vida y, por ende, se administra todo a través de una tercera persona, sea física o bien jurídica (una sociedad, una fundación etc.).
  2. Parcial (curatela): se impone a la gente que no tiene la capacidad de regirse en algún aspecto de su vida mas en otros sí. Se establece una persona que apoye y decida por la persona sometida a dicha incapacitación para ciertas áreas de su capacidad. Un ejemplo de estafigura que puede parecer extraña es la persona que no es capaz de regentar sus recursos y los de su familia (por cualquier motivo fundamentado y suficiente) y se le quita tal capacidad de enajenar o bien regentar su patrimonio mas sostiene las otras capacidades íntegras, sin precisar otra tercera persona.

Tipos de instituciones de apoyo en la incapacidad

Las más usuales son el tutor y curador (tutela y curatela) que responden a la incapacidad total o bien parcial, respectivamente. También nos podemos hallar con el administrador judicial que es un tutor temporal en lo que dura el procedimiento o bien un administrador patrimonial que solo se dedica a regentar los recursos del incapacitado sin tener potestad en solamente.

Procedimiento de incapacitación

El procedimiento se empieza a través de demanda frente a los Juzgados de Primera Instancia del domicilio del inútil con representación de letrado y procurador. El procedimiento puede iniciarse a través de las próximas personas o bien instituciones:

  • La propia persona perjudicada si prevé su futurible situación de deterioro.
  • El cónyuge de dicha persona.
  • Los progenitores.
  • Los hermanos.
  • El Ministerio Fiscal.
  • Cualquier profesional o bien persona que tenga conocimiento de ello, de manera especial si la persona se halla sola y/o desatendida.

¿Cuáles son los motivos de incapacitación de una persona?

No hay una determinada lista cerrada para concretar los motivos de incapacitación de una persona aunque sí es verdad que acostumbran a ser por exactamente los mismos siempre y en todo momento. Los más habituales son los siguientes:

  • Personas con enfermedades mentales graves (esquizofrenia, personas psicóticas etc.).
  • Personas con discapacidad intelectual.
  • Personas con un deterioro cognitivo moderado o bien grave.

El artículo doscientos del Código Civil establece que cualquier inconveniente físico o bien psíquico o bien cualquier enfermedad que impida a la persona autogobernarse (total o bien parcialmente) es motivo de incapacitación.

Hay muchos ejemplos del género de persona y motivos que dan sitio a la incapacidad, para ilustrarlos mejor vamos a hacer una enumeración más extensa a fin de que el lector se dé cuenta con ejemplos más prácticos de la clase de situación que se podría dar para empezar la incapacidad:

  • Una persona que no sea capaz de administrar su patrimonio o bien el de su familia poniendo en riesgo su bienestar y el de dicha familia.
  • Falta de control sobre su salud que puede afectarle a él mismo o bien a terceros.
  • Personas que precisen de protección y apoyo por maltrato continuado y/o negligencia de su familia en el momento de atenderle.
  • Personas en tal situación de debilidad que no pueden efectuar las actividades normales cada día.
  • Enfermo crónico hospitalizado sin carices de recobrarse.
  • Personas con deterioro por enfermedades asociadas a la edad.
  • Personas con una enfermedad mental muy grave o bien con una discapacidad intelectual.

Son muchos los motivos y ejemplos de incapacitación aplicados a la práctica, no obstante los más usuales acostumbran a ser los de personas con una discapacidad intelectual, enfermedad mental grave y la gente que por edad o bien por enfermedad precoz desarrolla una regresión de sus capacidades mentales y cognitivas (alzhéimer, demencia senil etc.). Los ejemplos de mala administración del patrimonio y sobre la salud de uno mismo que corresponden a la corporación de la curatela son menos usuales puesto que es más difícil probar unas circunstancias objetivas que limiten los derechos de esas personas hasta ese punto.

Procedimiento de incapacitación: peculiaridades

Evidentemente no nos centraremos en los detalles técnicos del procedimiento puesto que no les será útil en el momento de hacerse una idea de los datos esenciales del mismo. Además para esto ya tenemos la asistencia (obligatoria en este procedimiento) del letrado y procurador. Sin embargo sí es oportuno resaltar alguna particularidad de tal procedimiento.

Como es lógico, salvo en ciertos supuestos, sucede en muchas ocasiones que el demandado (la persona inútil o bien presuntamente inútil) no está en condiciones de responder a la demanda o bien de siquiera presentarse en el procedimiento. En este caso habría múltiples soluciones: si la demanda la interpone el Ministerio Fiscal se nombraría un defensor judicial a fin de que represente los intereses del supuesto inútil. En el en caso de que la demanda la interpusiera otro de los interesados se le va a dar traslado al inútil y si ni este, ni alguno de sus familiares próximos le hacen presentarse con un letrado en el plazo de veinte días desde el instante en que se le avisa va a ser el Ministerio Fiscal quien acepte su representación.

Del mismo modo, como en el resto procedimientos mas siendo más preciso en este, se pueden plantear por la parte de las partes o bien de oficio las medidas cautelares que se estimen oportunas. Estas medidas habrán de ser aprobadas por el juez. Las medidas cautelares son medidas tomadas en el comienzo del procedimiento y que se alargan hasta el momento en que haya sentencia con el objetivo de resguardar una serie de intereses del supuesto inútil en lo que dura el procedimiento. El más habitual ejemplo es retirarle a una persona meridianamente perjudicada por una enfermedad o bien trastorno el poder sobre su dinero o bien sobre sus recursos patrimoniales.

Por lo demás, tanto si nos queremos oponer a la incapacitación de alguien o bien de nosotros mismos tal y como si lo que deseamos en apoyarla es preciso saber que de lo que dependen este género de procedimientos es de los informes médicos, de la valoración de los equipos sociales y también, aun, de la propia inspección del juez respecto de la persona inútil.

En cuanto al tema de si es costoso o bien no este género de procedimientos o bien de cuánto puedan tardar siempre y en todo momento respondemos de igual manera: depende. En general no son procedimientos veloces puesto que primero hay que ver si el inútil está bien protegido, representado y atendido. Tras ello se adoptan las medidas cautelares y, tras diferentes informes médicos, sociales etc. se llega a juicio donde tras el mismo se dictará la oportuna sentencia. El tiempo mínimo fluctúa entre medio año y nueve meses y el máximo se puede retardar hasta más de un año, no obstante les solicitamos que no se lo tomen al pie de la letra puesto que cada juzgado es un planeta en sí. En cuanto a si es un procedimiento costoso les podemos decir que en general sí lo es, no solo por el hecho de que las minutas de letrado y procurador lo sean, puesto que son casos complejos y largos, sino más bien por el hecho de que en muchas ocasiones nos vemos en la obligación de solicitar un informe médico pericial de parte (pagado y financiado por nosotros) para refutar otro informe médico o bien situaciones de este estilo que pueden desembocar en gastos extras.

Después de la sentencia

Si la sentencia estima la incapacitación se va a nombrar un tutor o bien curador, preferentemente que se haya ofrecido voluntario y que sea de la familia más próxima que tenga el perjudicado. NO es usual ni probable que el juez permita en que haya 2 tutores o bien curadores salvo casos inusuales como 2 progenitores de una persona discapacitada y/o bien enferma o situaciones similares. El tutor va a deber contestar de sus actos frente al Juzgado puesto que debe tener una vigilancia a fin de que no haga mal empleo de su poder sobre una persona pudiéndosele anular tal condición en un caso así.

Es posible alterar la incapacitación si brotan novedades médicas, objetivas y durables del estado por el que se inhabilitó a una persona. Sin embargo si es una persona mayor perjudicada por demencia o bien alzhéimer o bien una persona con una enfermedad irreversible es casi imposible mudar nada de ello.

Deja un comentario