Como solicitar una orden de protección

La orden de protección es un instrumento legal desarrollado para resguardar a las víctimas de la violencia familiar y/o de género en frente de todo género de agresiones. Para ello, la orden de protección concentra en una sola y también inmediata resolución judicial (un auto) la adopción de medidas de protección y seguridad de naturaleza penal y de naturaleza civil, y activa al tiempo los mecanismos de asistencia y protección social establecidos en favor de la víctima por el Estado, las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales.

Cuando se dicta

En los casos en que, existiendo rastros fundados de la comisión de un delito o bien falta contra la vida, integridad física o bien ética, libertad sexual, libertad o bien seguridad de una mujer (por la parte de un hombre que sea o bien haya sido su cónyuge o bien que esté o bien haya estado ligado a ella por relaciones afines de afectividad, incluso sin convivencia), resulta una situación objetiva de peligro para la víctima que requiere la adopción de alguna medida de protección.

Quien puede solicitarla

  • La víctima de actos de violencia física o bien sicológica por la parte de quien sea o bien haya sido su cónyuge o bien de quien esté o bien haya estado ligado a ella por relaciones afines de afectividad, incluso sin convivencia.
  • Los descendientes de la víctima, sus ascendentes o bien hermanos por naturaleza, adopción o bien afinidad, propios o bien del cónyuge o bien conviviente, los menores o bien inútiles que convivan con la víctima o bien que se encuentren sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o bien guarda en verdad.
  • El Ministerio Fiscal.
  • El órgano judicial puede acordarla de oficio.
  • Las entidades o bien organismos asistenciales, públicos o bien privados que tuvieran conocimiento de la existencia de ciertos delitos o bien faltas de violencia sexista, van a deber ponerlos de forma inmediata en conocimiento del Juez/a de Violencia sobre la Mujer o bien, en su caso, del Juez/a de Instrucción en funciones de guarda o bien del Ministerio Fiscal a fin de que este pueda instar el procedimiento para la adopción de la orden de protección.

Como se solicita

A través de un formulario normalizado y único libre en las Comisarías de Policía, los puestos de la Guardia Civil, las dependencias de las Policías Autonómicas y Locales, los órganos judiciales penales y civiles, las fiscalías, las Oficinas de Atención a las Víctimas, los Servicios de Orientación Jurídica de los Colegios de Abogados, los servicios sociales o bien instituciones asistenciales municipales, autonómicos o bien estatales.

El formulario asimismo puede conseguirse mediante Internet.

Donde presentar la solicitud

  • En el Juzgado.
  • En la Fiscalía.
  • En las Comisarías de la Policía, los puestos de la Guardia Civil, las dependencias de las Policías Autonómicas y Locales.
  • En las Oficinas de Atención a las Víctimas.
  • En los servicios sociales o bien instituciones asistenciales dependientes de las Administraciones Públicas.
  • En los Servicios de Orientación Jurídica de los Colegios de Abogados.

Una vez recibida la petición, esta va a ser remitida inmediatamente al Juez/a de Violencia sobre la Mujer o bien, en su caso, al Juez/a de Guardia.

Cual es el procedimiento

Una vez recibida la petición, el/la Juez/a de Violencia sobre la Mujer o bien, en su caso, el/a Juez/a de Guardia, convocará a una audiencia urgente a la víctima o bien su representante legal, al demandante de la orden de protección si es diferente de la víctima, al atacante asistido de letrado y al Ministerio Fiscal.

La audiencia tiene que convocarse en un plazo máximo de setenta y dos horas desde la presentación de la petición.

Durante la audiencia, se va a poder practicar la prueba que fuera precisa para acreditar la situación de violencia sexista y el posible riesgo para la víctima. El/la Juez/a adoptará las medidas oportunas para eludir la confrontación entre el atacante y la víctima, sus hijos y los sobrantes miembros de la familia.

Celebrada la audiencia, el/la Juez/a resolverá a través de auto lo que proceda sobre la petición de la orden de protección, adoptando las medidas penales y civiles que considere recomendables.

La orden de protección va a ser notificada a las partes (atacante y Fiscal), y comunicada por el/la Juez/a de forma inmediata a la víctima y a las Administraciones Públicas eficientes para la adopción de medidas de protección, sean estas de seguridad o bien de asistencia social, jurídica, sanitaria, sicológica, etc. A estos efectos, se remitirá la orden de protección a los Puntos de coordinación de las Comunidades Autónomas.

Tras la adopción de la orden de protección, se va a deber informar de forma permanente a la víctima sobre la situación procesal del encausado, como sobre el alcance y vigencia de las medidas cautelares adoptadas. En particular, la víctima va a ser informada en todo instante de la situación penitenciaria del atacante. A estos efectos se va a dar cuenta de la orden de protección a la Administración Penitenciaria.

Asimismo, la orden de protección se anotará en el Registro Central para la Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica.

Medidas que se establecen

Medidas penales:

  • Privativas de libertad (cárcel temporal).
  • Prohibición de aproximación.
  • Prohibición de vivienda.
  • Prohibición de comunicación.
  • Retirada de armas o bien otros objetos peligrosos.

Medidas civiles:

  • Atribución del empleo y disfrute de la residencia familiar.
  • Determinar el régimen de custodia, visitas, comunicación y estancia con los hijos.
  • Régimen de prestación de comestibles.
  • Cualquier medida de protección al menor para eludir un riesgo o bien perjuicio.

Las medidas de naturaleza civil habrán de ser pedidas por la víctima o bien su representante legal, o por el Ministerio Fiscal cuando existan hijos menores o bien inútiles.

Las medidas de naturaleza civil van a tener una vigencia temporal de treinta días. Si en este plazo comenzase un proceso a instancia de la víctima o bien de su representante legal un proceso de familia frente a la jurisdicción civil las medidas adoptadas continuarán en vigor a lo largo de los treinta días siguientes a la presentación de la demanda. En este término las medidas habrán de ser ratificadas, cambiadas o bien dejadas sin efecto por el/la Juez/a de Primera Instancia o bien el/la Juez/a de Violencia sobre la Mujer que resulte eficiente.

Medidas de asistencia y protección social:

La orden de protección proporciona a la víctima un estatuto integral de protección que forma título habilitante para acceder a las medidas de asistencia y protección social establecidas por el ordenamiento jurídico, bien por el Estado, las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales:

  • Renta Activa de Inserción, que incluye una ayuda en el caso de cambio de vivienda, gestionada por los Servicios Públicos de Empleo.
  • Ayuda económica del artículo veintisiete de la Ley Orgánica 1/2004, de veintiocho de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, gestionada por los órganos pertinentes de las Comunidades Autónomas.
  • Acceso a residencias protegidas y viviendas públicas para mayores.
  • Derechos laborales y de Seguridad Social.
  • Solicitud de autorización de vivienda por circunstancias inusuales, que solo va a ser concedida cuando recaiga la sentencia condenatoria, y petición de autorización de vivienda independiente de los familiares reagrupados.

Para descargar la petición pinche aqui

 

Deja un comentario