Conciliación laboral y familiar

Concilicion

¿Qué se comprende por conciliación?

Exactamente es una estrategia que deja conseguir la igualdad entre hombres y mujeres. La conciliación pretende crear un mecanismo nuevo que deje una eficaz organización del sistema económico y social de las mujeres y los hombres a fin de que estos puedan complementar de forma eficiente todas y cada una de las facetas de su vida: familiar, laboral, ocio y tiempo personal.

Todo esto nos conduce a comprender que esta nueva organización del sistema, va enfocado a conseguir una mejora en la calidad de vida de los hombres y mujeres. Permitiendo que todos consigan un equilibrio en todos y cada uno de los aspectos de su vida.

El logro de la conciliación requiere asimismo de una serie de cuestiones, a fin de que sea efectiva:
  • Creación de recursosque dejen el cuidado de las personas dependientes: menores, mayores, personas enfermas y personas con discapacidad.
  • Reorganizar los espacios y tiempos de trabajo.
  • Mejorar las leyes en materia laboral que faciliten a las personas trabajadoras el desarrollo de todas y cada una de las facetas de su vida.
  • Modificación de papeles tradicionales de hombres y mujeres con respecto a su implicación en el trabajo, hogar y familia.

Para conseguir todos estos puntos es preciso que los agentes sociales (administraciones públicas, sindicatos, iniciativa social y sindicatos) trabajen de manera conjunta para crear nuevos modelos organizativos.

Podemos ver que el término de conciliación queda claro, y se ve su relevancia y utilidad, mas desde acá nos preguntamos:

¿Existe en España la “conciliación”?

Para contestar a esta pregunta vamos a dar una explicación de la situación laboral en España comparándola con otros países del norte de Europa, que son un claro ejemplo en el modelo de la conciliación: Islandia, Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca. Cuando en estos países se marchan a sus casas a la hora del almuerzo, pues ya han terminado su jornada de trabajo, en España, la enorme mayoría de la población se comerá y vuelven a trabajar. Todo esto acarrea, que lleguen tarde a casa, con lo que cenan tarde, se acuestan tarde, y por consiguiente duermen poco, puesto que deberán atender a sus hijos, a su pareja e inclusive hacer alguna tarea en el hogar.

[pullquote align=»left|center|right» textalign=»left|center|right» width=»30%»]Desde el dos mil trece los poderes políticos llevan congelando el tema de la conciliación[/pullquote]

Parece prácticamente imposible poder conciliar todas y cada una de las facetas de la vida de una persona, con estos horarios. Es cierto que existen algunos campos en los que se respetan estos horarios norteños, primordialmente el ámbito del funcionariado, o bien aun ciertas empresas que abogan por la jornada continuada. Los beneficios de esta jornada continuada es una mayor productividad, y eficiencia en el trabajo, puesto que el hecho de trabajar más horas no da como resultado una mayor rentabilidad laboral, a la inversa, las personas se hallan más cansadas y menos motivadas.

Desde el dos mil trece los poderes políticos llevan congelando el tema de la conciliación, puesto que siempre y en todo momento brotan temas más esenciales a los que hacer frente, como por servirnos de un ejemplo, las medidas contra el consumo de tabaco y sus prohibiciones. Bien es cierto, que la conciliación implicaría abundantes cambios a todos y cada uno de los niveles, como son reordenar los horarios comerciales, los espacios televisivos, alterar horarios de trabajo (reforma laboral, puesto que la presente, da mayor poder a los empresarios para determinar el horario de sus trabajadores), invertir más en creación de guarderías y ampliación de sus horarios… Un sinfín más de cambios, que semejan imposibles de realizar, puesto que el enorme peso del cuidado familiar prosigue recayendo sobre la mujer.

vineta

En los países norteños, estas políticas de conciliación están orientadas a que se dé una igualdad entre hombres y mujeres, puesto que el peso del cuidado familiar no debe recaer siempre y en todo momento en la mujer, y además de esto, supone asimismo un aumento de la natalidad, un enorme inconveniente que vive España, puesto que las parejas tardan más en tener hijos, y ciertas deciden no tenerlos pues no tienen horas suficientes para dedicarles a su cuidado, puesto que en nuestros días, es esencial para tener una economía familiar saneada que los dos cónyuges trabajen.

En este periodo de campaña electoral que vivimos en España en este año dos mil quince, la conciliación empieza a ser un tema poco a poco más oído entre las propuestas de ciertos partidos. Alguno de ellos plantea la inversión en políticas de igualdad por medio de propuestas específicas como pueden ser: ampliación y equiparación de la baja por maternidad/paternidad, alterar los horarios laborales acercándolos a los europeos, invertir en recursos que dejen el cuidado de los pequeños desde los 0 años, a fin de que de esta forma los progenitores puedan compaginar su cuidado con su trabajo.

Todo esto suena realmente bien, y tampoco ha de ser realmente difícil de conseguir cuando otros países europeos lo están realizando y con buenísimos resultados. Desde acá os dejamos a vosotros que reflexiones, por qué razón en España cuesta tanto arrancar estas políticas de igualdad.

 

Deja un comentario