Cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave

La prestación económica por cuidado de menores perjudicados por cáncer o bien otra enfermedad grave, deja una reducción de la jornada de trabajo. Con la minoración proporcional del sueldo que será cubierto con la próxima prestación que pidan los progenitores, adoptantes o bien agradables cuando los dos trabajen, para el cuidado del menor a su cargo perjudicado por cáncer o bien o bien otra enfermedad grave, que implique un ingreso hospitalario de larga duración que requiera su cuidado directo, progresivo y permanente, a lo largo de la hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad.

Se considera como ingreso hospitalario de larga duración, la continuación del tratamiento médico o bien el cuidado del menor en domicilio tras el diagnóstico y hospitalización por la enfermedad grave.

Cuando exista recaída del menor por el cáncer o bien exactamente la misma enfermedad grave, no va a ser preciso un nuevo ingreso hospitalario, aunque va a deber acreditarse, a través de nueva declaración médica, la necesidad, tras el diagnóstico y hospitalización,  de la continuación del tratamiento médico como del cuidado directo, continuado y permanente del menor por el progenitor, adoptante o bien agradable.

Se acogerán a esta prestación los hijos o bien menores acogidos al cargo del adjudicatario siempre y en toda circunstancia que:

Deja un comentario