El Gobierno ampliará la prohibición de cortes de suministros a todas las familias vulnerables

  • El Gobierno tiene pretensión de incluir esta ampliación en el real decreto-ley antidesahucios

Desde que empezó en este país la pandemia por el coronavirus, el Gobierno ha tomado una serie de medidas dirigidas a la protección de la ciudadanía en lo que a lo económico se refiere. Centrándose sobre todo en la población más vulnerable.

Una de las medidas que se tomaron al principio del estado de alarma fue la de la prohibición de la suspensión de suministros, aprobada el pasado diecisiete de marzo, y que se extendió hasta el 30 de septiembre.

Desde el 1 de octubre, aquellos hogares que tuvieran aviso de corte, así sea de luz, agua o bien gas, quedarían sin protección. Esto podría realizarse si estos no cubrieran la deuda pendiente.

A finales de septiembre hubo una asamblea en el Consejo de Ministros, en la que, Unidas Podemos aseguran que «hasta el último momento» procuraron persuadir al Partido Socialista para prorrogar la prohibición de recortar suministros. Sin embargo, esta quedó fuera del llamado “escudo social” promovido por el Gobierno frente a la COVID y la crisis derivada de ella.

No obstante, se acordó una medida media, que pasa por permitir el acceso al bono social eléctrico a los ciudadanos que han quedado en situación de vulnerabilidad desde el momento en que se empezó la pandemia.

Esto hace referencia a quienes:

  • Estén en situación de ERTE
  • Quienes hayan visto reducirse su jornada
  • Desempleados o bien personas que hayan perdido un determinado porcentaje de ingresos desde la llegada de la covid-diecinueve (esencialmente autónomos).

Esta solución “a medias” no responde a las necesidades y a la grave situación económica que miles y miles de familias viven en nuestros días debido al coronavirus.

¿Qué señala la ley?

Teniendo en cuenta que la ley únicamente prohíbe los cortes de electricidad a lo largo de un tiempo limitado, un par de meses para los usuarios por norma general, y 4 meses para los usuarios frágiles y frágiles severos. Podemos revisar que la normativa actual no garantiza el acceso universal a estos suministros básicos para sostener una vida digna y saludable.

Los sindicatos revindican

Desde los sindicatos y diferentes entidades sociales revindican que se haga una prórroga indefinida de la prohibición del corte de suministros de luz, agua y gas en el campo familiar. Al menos hasta el momento en que la coyuntura económica se estabilice.

Desde Unión General de Trabajadores hacen un llamamiento al Gobierno a actuar incluyendo en el escudo social la lucha contra la pobreza energética. En este sentido, el sindicato considera preciso que se vuelvan a adoptar con carácter indefinido las medidas de prohibición de los cortes de suministros de luz, agua y gas en el campo familiar adoptadas a lo largo de la primera ola de la pandemia (RDL 8/2020).

Hasta que se recoja legalmente el principio de cautela en materia de pobreza energética. Solicitan que se imponga a las compañías la imposibilidad de recortar cualquier suministro básico hasta el momento en que consulte la coyuntura económica del hogar perjudicado con los servicios sociales eficientes. Y se tenga la certidumbre de que no se trata de un hogar frágil.

Como se ha pronunciado el gobierno

Recientemente desde el Gobierno señalaron que se prohibirán los cortes de suministros básicos. Tanto de agua, luz y gas a las personas en situación de vulnerabilidad hasta el mes próximo de mayo, coincidiendo con el fin del estado de alarma.

Esta medida se incluirá en una disposición auxiliar del decreto antidesahucios, que de forma previsible se aprobará el martes próximo en el Consejo de Ministros. Y dejará que se acojan todas y cada una de las familias consideradas en situación de vulnerabilidad, incluidas aquellas que no eran adjudicatarias del bono social.

Deja un comentario