El gobierno prohíbe el corte de suministros y los desahucios durante el estado de alarma

En la asamblea del martes veintidos de diciembre, El Consejo de Ministros ha aprobado un decreto-ley que suspende los desahucios por impago de alquiler de familias frágiles sin opción alternativa habitacional y los cortes de luz, agua y gas, incluidos ciertos casos de ocupantes ilegales de residencias vacías, a lo largo del estado de alarma hasta el nueve de mayo de dos mil veintiuno.

El decreto anti desahucios incluye la prohibición del corte de suministros básicos, como la luz, el agua y el gas. A la población frágil y a las personas bajo riesgo de exclusión social.

Actualmente, los desahucios estaban prohibidos hasta el 31 de enero de 2021 para las personas que están en situación de vulnerabilidad por el coronavirus.

Mientras que la prohibición del corte de suministros quedó agotada desde el pasado 1 de octubre.

Novedades en los desahucios

El decreto aumenta los colectivos que se pueden favorecer de esta prohibición de los desahucios. Así puesto que, van a poder beneficiarse aquellos que estaban ya en situación de vulnerabilidad ya antes de la pandemia.

Además, se incluye a aquellas personas que hayan ocupado una residencia «sin violencia ni acción ilegal antes que se hubiese aprobado este decreto y que se destine a residencia habitual».

La normativa incluye que los dueños de los inmuebles que se sientan perjudicados podrán solicitar una compensación. Si han pasado más de 3 meses sin que las administraciones públicas hallen una solución habitacional para los inquilinos que no pueden abonar la renta.

El inquilino tendrá que presentar la petición de aplazamiento. El juez se dirigirá a los servicios sociales a fin de que estos acrediten la condición de vulnerabilidad. Por su parte, las administraciones autonómicas deberán buscar una opción alternativa habitacional para la familia frágil.

Prohibición del corte de suministros

Tras semanas de negociaciones, se ha logrado, no solo fortalecer la protección frente a los desahucios, si no incluir la no suspensión de los suministros básicos del hogar.

La nueva regla prohibirá los cortes de suministros básicos a todas y cada una de las familias consideradas frágiles o bien bajo riesgo de exclusión.

Se incluye esta vez aquellas personas que no son adjudicatarias hoy en día del bono social, mas cumplan los requisitos tras un informe de los servicios sociales.

Se garantiza conque los hogares más frágiles no padecerán el corte de ciertos suministros por impago, por lo menos, mientras dure el estado de alarma hasta el nueve de mayo de 2021, cubriendo de este modo los meses de invierno que tan preciso es contar con electricidad.

Deja un comentario