El INSS trabaja en distintas estrategias para facilitar la tramitación del IMV

La puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital (IMV) ha girado en torno a una premisa clarísima, llegar a todos y cada uno de los hogares bajo riesgo de exclusión social. Cumplir ese objetivo es una labor compleja que precisa de un ingente trabajo de cruce de datos entre diferentes administraciones (municipios, Agencia Tributaria, Instituto Nacional de Estadística, Comunidades Autónomas) y de verificación de tales datos por cada petición.

Su puesta en marcha ha supuesto además de esto un muy, muy alto volumen de peticiones, en apenas un par de meses se han recibido cerca de setecientos cincuenta, equivalente al total de expedientes de pensiones gestionados durante un año. De esas peticiones en torno a un siete con cinco% se han presentado por duplicado y hasta un cuarenta% de las más de ciento cuarenta y tres mil peticiones analizadas han llegado con la documentación incompleta, factores que retrasan su tramitación. Por estos motivos, desde su puesta en marcha en el mes de junio, se fijó finales del mes de septiembre como la data para efectuar la primera estimación sobre su funcionamiento.

No obstante, a lo largo de este periodo y con el propósito de facilitar los trámites de presentación de peticiones a los ciudadanos, el INSS trabaja en el desarrollo de nuevas estrategias, muchas de ellas ya en funcionamiento:

1.- La primera y más renovadora es la utilización de robots (software) para mecanizar labores operativas o bien de administración del IMV: el robot deja contestar la actividad que efectúa un empleado en el escritorio de su PC, dejando a los funcionarios dedicarse a labores menos mecánicas y de mayor valor. Esas labores automatizadas son:

  • Volcado diario automático de las nuevas peticiones de IMV a la aplicación informática en la que se tramitan
  • Comprobación de los datos aportados por el ciudadano contra otros sistemas de la Administración para asegurar la corrección y calidad de la información
  • Clasificación por provincia y número de expediente
  • Incorporación automática de la documentación de las peticiones al fichero documental
  • Emisión de informes de actividad efectuada para seguimiento estadístico y toma de decisiones

2.- También se ha llegado a pactos con más de ciento cincuenta municipios a fin de que estos aporten de forma directa la información referida al padrón municipal preciso para gestionar el IMV, lo que agilizará una gran parte del proceso y evitará desplazamientos de los demandantes.

3.- Además, se efectúan cruces diarios de datos con la Agencia Tributaria para conseguir información sobre renta y patrimonio de los demandantes y también incorporarla de forma automática al expediente. Estos datos se criban para agilizar la detección de demandantes que cumplen o bien no el requisito de vulnerabilidad económica.

4.- Asimismo, se han desarrollado protocolos con las comunidades autónomas para el intercambio de información sobre las peticiones aprobadas y rechazadas. Puede conseguir más información a este respecto en este enlace.

5.- Por último, se ha realizado la reconversión automática de beneficiarios de la prestación por hijo a cargo que cumplían con los requisitos para percibir el IMV: setenta y cuatro y ciento diecinueve hogares adjudicatarios han sido reconocidos de oficio sin precisar efectuar petición.

Otras medidas

Además de estas líneas de actuación para agilizar trámites y disminuir al mínimo fallos en la tramitación, desde un primer instante se pusieron en marcha diferentes ideas para facilitar los trámites y aconsejar a los ciudadanos en todo lo tocante al IMV y que pueden asistir a presentar adecuadamente la petición, con toda la documentación pertinente, para eludir posibles retrasos. Estas herramientas son:

  • Un asistente virtual: La Seguridad Social puso en marcha un nuevo canal de atención y también información, se trata de ISSA un asistente virtual que cuenta con un apartado concreto sobre el IMV. Es un canal efectivo para orientar al ciudadano y redirigirle a la información o bien tramite específico.
  • Un simulador del IMV: Por medio de este enlace y respondiendo a una serie de preguntas fáciles, el ciudadano puede conocer si está en su derecho a la prestación, como el cálculo de la cuantía que le correspondería si cumpliese los requisitos.
  • Un formulario de petición sin certificado digital. El INSS habilitó en esta dirección web imv.seg-social.es la posibilidad de presentar las peticiones y anexar la documentación precisa para el trámite, como presentar documentación complementaria, sin métodos de autentificación anterior y sin precisar desplazarse a una oficina. Puede conocer de qué forma solicitarlo aquí.
  • Un teléfono gratuito: También se puso en marcha una línea de teléfono gratis para las consultas de los ciudadanos sobre el Ingreso Mínimo Vital en el número  900 veinte veintidos 22. Su horario de atención es de 08:30 a 20:30 horas, de lunes a viernes.

Deja un comentario