El ministro Escrivá anuncia mejoras en el Ingreso Mínimo Vital

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, anunció este martes que la «simplificación» y las «mejoras» en la tramitación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) provocarán un «acelerón realmente fuerte en la segunda una parte de septiembre», por el que ciento cincuenta hogares, unas cuatrocientos cincuenta personas, van a poder percibir la prestación.

También solicitó «paciencia» frente al «gran volumen de expedientes tramitados» y afirmó que desde su departamento eran siendo conscientes de la «complejidad». Sin embargo, anunció que trabajan a fin de que este proceso «sea lo más sencillo».

En este sentido, explicó que la tramitación del IMV se marcha a facilitar. Escrivá aseveró que el requisito de que las personas demandantes de la prestación estén buscando de forma activa empleo va a cambiar. «En sitio de la petición de la confirmación de que están apuntadas al paro, lo que haremos, desde este momento, es que esto se transforme en una obligación a posteriori y que sustancien este requisito en X meses siguientes. Esto es una simplificación», aclaró en una entrevista en «Hora 25» en la Cadena Ser.

Escrivá remarcó que con estas mejoras, en las que están «aprendiendo y mejorando» en los cruces de datos con las administraciones, va a haber un «acelerón realmente fuerte en la segunda una parte de septiembre», con el que ciento cincuenta hogares van a poder percibir el ingreso mínimo.

Hasta el instante, unas 85.000 familias en España ya están recibiendo el IMV aprobado por el Gobierno el mes pasado de mayo con el objetivo de reducir en un ochenta% la pobreza extrema, y unos novecientos expedientes se están gestionando en la Seguridad Social.

El ministro asimismo resaltó que los ciudadanos que tengan derecho a la prestación y la presenten ya antes de final de diciembre, y a los que aún no se les ha concedido, van a recibir «retroactivamente sus nominas mensuales desde junio en el instante en el que se le concedan». Por último, solicitó a la población que no presenten por duplicado las peticiones, pues eso bloquea el procedimiento.

Responde a Iglesias

Escrivá respondió al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que la «rapidez» en la tramitación de las peticiones del IMV puede frustrar «expectativas» pues «a veces uno desea correr, y cuando va muy deprisa, tropieza y debe aguardar mucho más».

Iglesias apuntó este martes la relevancia de agilizar la tramitación de las peticiones del IMV, dependientes del mismo modo del departamento que administra Escrivá, frente a los retrasos amontonados, a los que se refirió como «problema». «Tenemos la obligación de que, si hemos aprobado un derecho que tiene carácter retroactivo, no se pueden poner disculpas, debemos correr», aseveró el vicepresidente segundo del Gobierno.

El ministro enmarcó la tramitación de las peticiones «en los procedimientos administrativos existentes y que no pueden alterarse». Así, explicó que una de las estrategia que se propuso ya antes de aprobar el ingreso mínimo para apresurar las peticiones era solicitar «una declaración responsable». «Pero eso requiere una verificación posterior», explicó Escrivá, quien afirmó que esa alternativa frustraría esperanzas a ciudadanos frágiles. «A veces uno desea correr y cuando va muy deprisa, tropieza y debe aguardar mucho más», sentenció.

Por ello, declaró que dada la «avalancha de peticiones» frente a una «prestación nueva», ir por la vía veloz de la declaración responsable habría provocado solicitar «el reintegro» a muchos demandantes. «Y el atasco administrativo sería mayor«, incidió.

Deja un comentario