El SEPE reclama a trabajadores en ERTE «cobros indebidos»

Los problemas en la gestión de los ERTE continúan. Trabajadores que aún no han vuelto a su empresa se encuentran estos días con que el SEPE les reclama «cobros indebidos», que aparecen en la pestaña de recibos de nóminas de su perfil en la web del servicio de empleo. Las cantidades igualan, e incluso superan, el total de lo que han percibido en los últimos meses.

Hay alarma al ver que un sistema dice que debemos algo. Tranquilidad: si has cobrado el mes y te correspondía cobrarlo, se regularizará, aclaró la subdirectora de prestaciones en un consultorio laboral.

Un cobro indebido es una cantidad recibida por error que el trabajador tendría que devolver. El Ministerio de Trabajo ha iniciado en las últimas semanas una campaña de inspecciones para detectar fraudes: por ejemplo, que una empresa mantenga en ERTE a personas que ya están trabajando. Además, ha habido noticias de gente que ha vuelto al trabajo y ha seguido cobrando del SEPE, a quienes la entidad reclamará.

¿Por qué reclaman cuando en teoría todo está correcto?

Parte del problema parece ser lingüístico. «Puede aparecer como un ‘cobro indebido’ algo que es solo un ajuste», señaló María José Gómez, asesora de la subdirección general de Prestaciones del SEPE en un consultorio de Telemadrid. «Es la informática: la necesitamos pero nos desespera. Es algo que nos preguntan ahora mucho. Hay alarma al ver que un sistema nos dice que debemos algo a alguien. Tranquilidad: si has cobrado el mes y te correspondía cobrarlo porque no estabas trabajando aún, se regularizará en los próximos días, cuando procesen los ficheros».

El presentador del consultorio terminó recomendando no mirar tanto la web para no llevarse sustos. La información que aparece en la página, dijo Gómez, «se ajusta a una realidad que es interna. Es normal que el trabajador lo vea desde fuera y no entienda nada. También entiendo perfectamente que se alarme».

Los «ajustes» a los que el SEPE llama «cobros indebidos» se están dando en muchos casos porque empresas o gestorías no comunicaron bien cómo continuaban sus ERTE a partir de junio. Las empresas deben enviar cada mes un fichero con el «periodo de actividad» que indique qué empleados vuelven, con qué tipo de jornada, y cuántos permanecen sin trabajar.

Hasta que terminó el estado de alarma, el SEPE prorrogaba de oficio todos los ERTE por fuerza mayor en los que no hubiera modificaciones. Y aún lo hace si no hay cambios. Por ejemplo: si metiste a todos tus trabajadores en un ERTE en marzo y ahí siguen, el SEPE no te pide ese fichero mensual. Pero en el momento en el que hay un cambio, sí.

Fuentes del Ministerio de Trabajo señalan que las empresas deben presentar el periodo de actividad a mes vencido: en julio comunicas el de junio y así sucesivamente. Si se retrasan, los trabajadores no cobrarán ese mes, aparecerán «de baja» y verán esos «cobros indebidos» porque el sistema detectará que se han hecho cobros extra. En cualquier caso, si la gestoría o empresa lo soluciona al mes siguiente, el trabajador cobrará los que le falten de golpe y el concepto de «indebido» desaparecerá.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email