El SEPE reclama a trabajadores en ERTE «cobros indebidos»

Los inconvenientes en la administración de los ERTE siguen. Trabajadores que todavía no han vuelto a su empresa se hallan estos días con que el SEPE les demanda «cobros indebidos», que aparecen en la pestañita de recibos de nóminas de su perfil en la página web del servicio de empleo. Las cantidades igualan, e inclusive superan, el total de lo que han percibido en los últimos meses.

Hay alarma al ver que un sistema afirma que debemos algo. Tranquilidad: si has cobrado el mes y te correspondía cobrarlo, se regulará, aclaró la subdirectora de posibilidades en un consultorio laboral.

Un cobro incorrecto es una cantidad recibida por fallo que el trabajador debería devolver. El Ministerio de Trabajo ha comenzado en las últimas semanas una campaña de inspecciones para advertir fraudes: por poner un ejemplo, que una compañía sostenga en ERTE a personas que trabajan. Además, ha habido noticias de gente que ha vuelto al trabajo y ha seguido cobrando del SEPE, a quienes la entidad demandará.

¿Por qué demandan cuando teóricamente todo está adecuado?

Parte del inconveniente semeja ser lingüístico. «Puede aparecer como un ‘cobro indebido’ algo que es solo un ajuste», apuntó María José Gómez, asesora de la subdirección general de Prestaciones del SEPE en un consultorio de Telemadrid. «Es la informática: la precisamos mas nos desespera. Es algo que nos preguntan ahora mucho. Hay alarma al ver que un sistema nos afirma que debemos algo a alguien. Tranquilidad: si has cobrado el mes y te correspondía cobrarlo pues no trabajabas todavía, se regulará en los próximos días, cuando procesen los ficheros».

El comunicador del consultorio acabó recomendando no mirar tanto la página web para no llevarse sustos. La información que aparece en la página, afirmó Gómez, «se ajusta a una realidad que es interna. Es normal que el trabajador lo vea desde fuera y no comprenda nada. También comprendo a la perfección que se alarme».

Los «ajustes» a los que el SEPE llama «cobros indebidos» se dan habitualmente pues empresas o bien gestorías no comunicaron bien de qué manera seguían sus ERTE desde junio. Las empresas deben mandar cada mes un archivo con el «periodo de actividad» que indique qué empleados vuelven, con qué género de jornada, y cuántos continúan sin trabajar.

Hasta que acabó el estado de alarma, el SEPE prorrogaba de oficio todos los ERTE a la fuerza mayor en los que no hubiese modificaciones. Y todavía lo hace si no hay cambios. Por ejemplo: si metiste a tus trabajadores en un ERTE en el mes de marzo y ahí prosiguen, el SEPE no te solicita ese archivo mensual. Pero en el instante en el que hay un cambio, sí.

Fuentes del Ministerio de Trabajo apuntan que las compañías deben presentar el periodo de actividad a mes vencido: en el mes de julio comunicas el de junio y de esta manera consecutivamente. Si se retrasan, los trabajadores no van a cobrar ese mes, aparecerán «de baja» y van a ver esos «cobros indebidos» pues el sistema advertirá que se han hecho cobros extra. En cualquier caso, si la gestoría o bien empresa lo solventa por mes siguiente, el trabajador va a cobrar los que le falten de cuajo y el término de «indebido» va a desaparecer.

Deja un comentario