Emasesa pone en marcha una tarifa social del agua en Sevilla

La empresa metropolitana de aguas Emasesa establecerá desde el próximo veintiocho de mayo la nueva tarifa social que fija por vez primera en la historia de la compañía un coste público ceñido a las rentas de los hogares con bonificaciones de entre el cincuenta% y el cien% para los ingresos más bajos. Este sistema además de esto afianza la garantía del mínimo suministro vital para todos y cada uno de los hogares en situación de vulnerabilidad y bajo riesgo de exclusión. La tarifa social se aúna a otras bonificaciones y préstamos sociales que la compañía pública tiene en marcha desde hace unos años.

Esta nueva ayuda garantiza un consumo de hasta ciento diez litros por persona y día (superior al mínimo vital recomendado por la Organización de la Naciones Unidas que se encuentra entre los cincuenta y los cien litros por persona y día), sobre el que se establecen 2 niveles de descuentos en función de los ingresos del conjunto de las personas que convivan en la residencia. Los consumos superiores a esos ciento diez litros, quedan fuera de esta ayuda, por un principio de sostenibilidad.

Las familias con ingresos inferiores a la Renta Mínima de Inserción Social (personas en situación de vulnerabilidad severa o bien peligro de exclusión social) van a contar con una bonificación del cien%, al paso que quienes tengan ingresos inferiores a uno con dos IPREM (personas en situación de vulnerabilidad) optarán a una bonificación del cincuenta%. Las cuotas fijas de los servicios de abastecimiento y saneamiento, las cuotas de contratación y reconexiones van a estar del mismo modo bonificadas, siguiendo exactamente los mismos requisitos.  En cambio, la bonificación tarifaria no cubre otros conceptos incluidos en la factura, y referidos al ciclo integral del agua, como son los cánones.  Una familia de 4 miembros y con un consumo medio de quince metros cúbicos que cumpla los requisitos económicos y pida acogerse a esta tarifa social podría pasar de un recibo mensual de treinta y uno con siete euros a abonar solamente ocho, seis euros.

De este modo, las unidades de convivencia que tengan acreditada la situación de vulnerabilidad, vulnerabilidad severa o bien peligro de exclusión social, reuniendo los requisitos establecidos en la Ordenanza, van a poder beneficiarse de la tarifa social en el contrato de suministro con Emasesa. La acreditación de vulnerabilidad la efectuará Emasesa, a la vista de los datos consignados en la petición y la documentación presentada por la persona demandante. En el en caso de que la acreditación sea por circunstancias sociales diferentes a los ingresos, o sea peligro de exclusión social, van a ser los servicios sociales municipales quienes lo acrediten.

La Tarifa Social va a poder pedirse cumplimentando y firmando la petición de bonificación tarifaria dos mil veinte, que se va a facilitar en cualquier oficina o bien punto de atención presencial de EMASESA, donde en nuestros días es precisa la cita anterior obligatoria, atendiendo a las medidas de seguridad y sanitarias ante Covid-diecinueve. La petición se va a deber dar acompañada de la documentación que en la mismo se señala.

Emasesa asimismo ofrece la posibilidad de gestionar la Tarifa Social de forma telemática. La petición ya está libre en la web de EMASESA (www.emasesa.com), y se va a poder cumplimentar con la asistencia que se ofrece mediante cualquiera de los canales no presenciales como el teléfono (Línea Sevilla diez o bien novecientos cincuenta y cinco diez diez) y el e-mail tarifasocial@emasesa.com, que se ha puesto en marcha para esta campaña y al que los usuarios van a poder mandar sus peticiones cumplimentadas.

Acceder al agua es un Derecho Humano básico, lo que lleva a  Emasesa a adoptar un compromiso social y administrar el servicio de agua y saneamiento en Sevilla y su área metropolitana de una manera moral y con garantía de acceso a este recurso a toda la ciudadanía, de manera especial, aplicando los principios de solidaridad con aquellas personas que se hallen en situaciones de vulnerabilidad o bien peligro de exclusión social. Así, con estas medidas se afianza el programa social que garantiza que no se genere ningún corte de agua a hogares por motivos económicos.

Vulnerabilidad y crisis sanitaria

Actualmente, Emasesa administra las ayudas sociales en cooperación con los servicios sociales de los municipios de aquellas poblaciones en las que la compañía pública presta servicios de abastecimiento y saneamiento de agua. En estos instantes hay más de siete mil hogares con apoyo social de los que el cincuenta y tres% están censados en Sevilla y el resto en el conjunto del resto poblaciones del área metropolitana de actuación de la compañía pública.

Para atender a la población frágil, Emasesa ha destinado cuatro con cinco millones de euros solo a lo largo de la crisis sanitaria por la COVID diecinueve. Con este gasto social, se garantiza el suministro a las familias más frágiles y los aplazamientos en próximas facturas pertinentes al periodo del Decreto de Alarma para empresas y autónomos que hayan debido cerrar a raíz del Covid-diecinueve.

De este modo se ha protegido en todo instante el agua como derecho humano y como servicio esencial que es, y que el día de hoy es más preciso que jamás, puesto que de la disponibilidad del agua depende que la población pueda cumplir las recomendaciones sanitarias de higiene con las que frenar al virus.

Ahora todo este sistema de garantía social se fortalece y afianza con la puesta en marcha de la tarifa social con bonificaciones en función de las rentas de los hogares y con un sistema de tramitación más veloz y eficaz que va a tener un mayor alcance en la población.

Deja un comentario