Estas son las sanciones si se cometen infracciones o fraude con el Ingreso Mínimo Vital

En estos últimos meses, desde la activación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) en este país, hemos tenido un aluvión de información sobre sus peculiaridades, requisitos, beneficios y todo el revuelo derivado de su incierta administración.

Sin embargo, una vez semeja estar mejor dirigido, vemos recomendable hacer énfasis en las obligaciones que la concesión de esta prestación tiene.

Según recoge el BOE, el IMV cuenta con una serie de obligaciones que, en el de ser infringidas por la persona interesada, tanto en el momento de efectuar la petición o bien al percibir la ayuda. Generarán una serie de infracciones que pueden ir desde sanciones económicas hasta la suspensión del derecho a la prestación.

Las sanciones por las infracciones que ahora expondremos, van a poder imponerse en los grados de mínimo, medio y máximo. La imposición de estas tendrá presente su graduación considerando la culpabilidad, negligencia y también intencionalidad de la persona infractora. Así como la cuantía económica de la prestación económica inadecuadamente percibida.

¿Qué se consideran infracciones graves?

Desde el 1 de octubre, se consideran como “infracciones graves” los próximos supuestos:

  • No administrar la documentación y también información precisa en orden a la acreditación de los requisitos y la conservación de la prestación. Así para asegurar la recepción de notificaciones y comunicaciones, cuando de ello se hubiese derivado una percepción incorrecta, en cuantía mensual, inferior o bien igual al cincuenta por ciento que le correspondería.
  • No comunicar cualquier cambio o bien situación que pudiese dar sitio a la modificación, suspensión o bien extinción de la prestación. En un plazo de treinta días.
  • La comisión de una tercera infracción leve, toda vez que en un plazo de un año precedente, hubiese cometido 2 infracciones del mismo tipo.
  • El incumplimiento de la obligación de participar en las estrategias de inclusión que fomente el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en los términos que se establezcan.
  • El incumplimiento de las condiciones asociadas a la compatibilidad de la prestación del IMV con las rentas del trabajo o bien la actividad económica.

La infracciones graves van a ser sancionadas con la pérdida de la prestación por un periodo de hasta 3 meses en su grado máximo. Grado mínimo sería un mes, y medio serían un par de meses.

Cuando las infracciones dieran sitio a la extinción del derecho. La sanción va a consistir en el deber de ingresar 3 mensualidades de la prestación.

¿Qué sucede si se comete una infracción muy grave?

En el caso de considerarse infracción muy grave, se sancionarán con la pérdida de la prestación por un periodo de hasta 6 meses, en su grado máximo. En grado mínimo sería 4 meses, y en medio serían 5 meses.

Cuando las infracciones dieran sitio a la extinción del derecho, la sanción va a consistir en el deber de ingresar 6 mensualidades de la prestación.

Las sanciones económicas asimismo pueden ir acompañadas de la extinción del derecho a la prestación durante años. Si en las infracciones graves o bien muy graves se dieran alguna de las próximas actuaciones:

  • Falseamiento de la declaración de ingresos o bien patrimonio
  • La ocultación fraudulenta de cambios sustanciales que pudiesen dar sitio a la modificación o bien suspensión de la prestación.
  • Cualquier otra actuación o bien situación fraudulenta que dé sitio al acceso incorrecto de la prestación.

En el caso de infracción grave, aparte de la pertinente sanción y obligación de reintegro de las cantidades inadecuadamente percibidas. Se va a poder dictaminar la extinción del derecho, como la imposibilidad de que el sujeto infractor pueda resultar persona adjudicataria a lo largo de un par de años.

Además, cuando el sujeto haya sido sancionado por infracción muy grave, se extinguirá la prestación y la imposibilidad de beneficiarse de esta ayuda durante 5 años.

Derechos y obligaciones

En ciertas ocasiones, frente a la petición de las posibilidades, solo pensamos en los requisitos a cumplir y en los derechos y beneficios que conseguiremos. Pero hay que tener muy en cuenta las obligaciones que estas generan, en tanto que, o por puro desconocimiento o por desinterés, nos podemos localizar con una situación muy perjudicial para nuestros bolsillos. Consiguiendo de esta forma todo lo opuesto que pretendíamos con la petición de, en un caso así el IMV.

Deja un comentario