¿Has oído hablar del Teatro Social?

Cuando alguien me solicita que escriba sobre Teatro Social me resulta duro complicado. Por experiencia propia, sé que es una cosa que se comprende mejor cuando lo experiencias, en la práctica. Pero cuando se ofrece una ocasión como esta, de redactar y publicar un artículo para un weblog ganador de un Bitácoras, hay que aprovecharlo.

¿Qué es Teatro Social?

Este término resulta algo redundante de base. El Teatro, en sí, ya resulta social. Pero decido agregarle ese apellido (de ahí que en mayúscula) para precisar y poner el foco en ese aspecto de Social. Así consigo que se resalte y distinga de otros géneros de teatro como Terapéutico o bien el Teatro como artes escénica en si misma.

¿Has oído hablar del Teatro Social? mayo 12, 2021 Recursos Técnicos, Trabajo Social Israel Hergón, Teatro Social

Por otra parte, no hay una definición precisa y “mundialmente” admitida sobre el término. Cada proyecto, compañía o bien profesional produce la suya propia por decirlo de este modo, puesto que los recursos y puntos de partida de cada quien acostumbran a ser bastante distintos (si bien existan puntos en común). Por este motivo, en el momento en que me planteé efectuar una comunicación para el último Congreso Estatal de Trabajo Social (festejado en el mes de noviembre de dos mil trece), creé mi definición:

Toda aquella forma de Teatro en la que esta disciplina se transforma en una herramienta para efectuar una intervención social, produciendo acciones artísticas con la meta de ser motor de cambio y transformación social.

Relación Teatro y Trabajo Social

Este punto resulta, para mí, el más interesante y en el que más he investigado a fondo. En mi Trabajo Final de Grado es en lo que me centré. De ese estudio en profundidad es lo que terminó llevándome a llamar el Teatro como una herramienta para el Trabajo Social.

Siguiendo la definición ya antes expuesta, suelo explicar que el Teatro es un posible martillo (herramienta) que usar para clavar nuestro clavo (efectuar intervención social). Luego ya las formas de coger el martillo, el movimiento de este o bien la manera de pegar el clavo son las técnicas y metodologías concretas de esta herramienta.

Teniendo en cuenta esto, asentar el planteamiento en la teoría resulta imprescindible a mi parecer. Sino, acostumbra a suceder que los proyectos con esta herramienta acostumbran a quedarse en algo meramente que entretiene, divierte y produce “buen rollo”. Pero no, es esencial que cada pequeño juego o bien activa efectuado tenga un para qué exactamente, un fin de la intervención social. De esta forma se va a ver considerablemente más claro lo oportuno y positivo del empleo del Teatro.

Aquí es donde brota y se centra el foco de estudio. Así, llegué a descubrir que Jane Adams (referente del Trabajo Social) en la Hull House de Chicago ya empleaba esta herramienta. Hasta tal punto tuvo estrellato este trabajo que se creó una compañía en mil ochocientos noventa y nueve y su influencia traspasó las fronteras del centro, llegando a influenciar en el planeta teatral profesional de Norteamérica.

El enfoque rompedor de usar el teatro como un medio para empoderar a los colectivos y comunidades en sus luchas

Si nos fijamos en los modelos de intervención, podemos ver que hay múltiples que usan técnicas teatrales, como el “modelado” en el modelo de Modificación de Conducta. O bien en el modelo Humanista (en concreto las aportaciones de la Gestalt), donde hay técnicas como la “silla vacía”, la “puesta en acción” o bien el “monodrama”, que vienen a ser afines. Todos estos recursos podrían asimilarse a un “role-playing”, tan generalmente nombrado en el menester del Trabajo Social. Y esta activa podemos considerarla, sin titubear, como un juego teatral.

Con con respecto a la relación, asimismo cabe nombrar el trabajo de Augusto Boal con su metodología de Teatro del Oprimido. Boal no era trabajador social, mas por su tarea efectuada podríamos considerarlo como tal. El enfoque rompedor de usar el teatro como un medio para empoderar a los colectivos y comunidades en sus luchas, para dar voz a las clases oprimidas, son aspectos básicos de la intervención desde Trabajo Social. Además, tiene mucha relación con la vertiente y metodología de Paulo Freire, que efectúa aportaciones en el modelo Crítico / Radical por medio de su Pedagogía del Oprimido.

En último sitio, no podemos olvidar el Teatro Comunitario, teatro enfocado a la intervención comunitaria pura y dura. Este género de teatro, en especial desarrollado en Argentina, promueve el desarrollo de las comunidades, buscando producir participación desde el trabajo con las personas. Además, esto se combina con la prosecución de la transformación social. Teniendo en cuenta que el Trabajo Social asimismo prosigue estos principios y objetivos, podemos estimar que esta herramienta tiene un potencial increíble en este género de intervención.

¿Has oído hablar del Teatro Social? mayo 12, 2021 Recursos Técnicos, Trabajo Social Israel Hergón, Teatro Social

A modo de conclusión

Con todo lo comentado y expuesto, queda asentado que el Teatro Social puede ser considerado una herramienta en la intervención desde el Trabajo Social. Además, tiene un carácter trasversal, pues está presente en los niveles diferentes de intervención, lo que le aporta un valor añadido a su posible utilización.

El Teatro Social puede ser considerado una herramienta en la intervención

Cuando digo esto me refiero a que este “martillo” puede ser usado en una intervención de Servicios Sociales, en una asociación que trabaje con un colectivo, en un proyecto de intervención comunitario… Y de este modo multitud de espacios que nos abren posibilidades de innovación social, que se multiplican exponencialmente cuanto más se integre en los niveles diferentes.

Por último, no quisiese olvidarme que, a fin de que el empleo de esta herramienta cumpla adecuadamente con su objetivo social (y no meramente artístico) resulta preciso una capacitación y conocimientos. Por esto, es esencial promover y buscar espacios de capacitación especializada, efectuando talleres prácticos y vivenciales que dejen aprender sobre ella de primera mano. Pero, a fin de que esta capacitación tenga más tirón debe ser precisa que desde los espacios formativos homologados asimismo se apoye, dando presencia y valor en la carrera al Teatro.

Si te resulta interesante todo lo que he contado y te apetece formarte, tienes una ocasión en mi próximo taller de Teatro Social del veintitres y veinticuatro de enero en Madrid. Aquí la info

 

Deja un comentario