La comunidad educativa se vuelca contra el 3+2

El nuevo decreto del Gobierno, por el que los grados universitarios van a pasar a perdurar tres años y los másteres dos, ha provocado un enorme rechazo entre los miembros de la comunidad educativa. Este decreto, que explicamos aquí, supone, conforme profesores y pupilos universitarios, un encarecimiento de las carreras, y en consecuencia, una elitización que impediría a los estudiantes con recursos más limitados continuar con sus grados.

 

Huelga_enseñanza_públicahhhhh
Representantes de CCOO, Unión General de Trabajadores, Sindicato de Estudiantes, asociaciones de pupilos y plataformas sociales, al principio de la conferencia de prensa del pasado miércoles, día dieciocho, donde llamaron a la huelga del día veinticuatro. / Emilio Naranjo (Efe)

 

Para protestar contra ello, se han organizado huelgas y movilizaciones como la del pasado veintiseis de febrero, cuando en numerosas urbes españolas miles y miles de estudiantes marcharon bajo el leimotiv de “¡No a la privatización de la universidad pública!”. La manifestación más esencial fue la de Madrid, donde conforme el Sindicato de Estudiantes, que había citado la marcha, asistieron unas cuarenta y cinco personas. Al mismo tiempo se generaba otra marcha opción alternativa al de este sindicato, organizada por el Bloque Estudiantil Autónomo, que protestaba tanto contra la medida del Gobierno como contra el Sindicato de Estudiantes, al que acusaron de sostener intereses partidistas y actuar unilateralmente sin contar con el resto de organizaciones. Ambas manifestaciones se hallaron en la Puerta del Sol, donde tras encender una bengala un miembro de este Bloque, participantes de la manifestación del Sindicato de Estudiantes comenzaron a atacar a los de la marcha opción alternativa, provocando la intervención de la Policía.

cartel-ccoo-huelga-24_03dPara el próximo veinticuatro de marzo está convocada otra huelga, esta vez asimismo de profesores y personal de administración y servicios, que busca parar por completo la universidad para enseñar al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que absolutamente nadie apoya el decreto. Para ello se ha efectuado asimismo un Referéndum en la Comunidad de Madrid, en el que se preguntó a los pupilos si apoyaban el decreto 3+2 y si pensaban que se debería consultar a los miembros de la universidad ya antes de efectuar una reforma. La participación fue alta, con prácticamente treinta y dos votos entre las seis universidades madrileñas, entre los que un noventa y siete con cuarenta y ocho% votó contra el decreto y un noventa y ocho con diez% se mostró conveniente a la consulta entre los pupilos. En la Universidad Carlos III charlamos con Ángela Ramos, encargada de regular la mesa electoral, que aseguró que este referendo, a pesar de “no ser vinculante”, tenía más éxito que las elecciones a rector, festejadas en esta universidad unos días ya antes. “Por lo menos tenemos más legitimidad que Juan Romo [nuevo rector]”, aseguró entre risas. “De momento se ha realizado en Madrid, pero desde comunidades como Castilla la Mancha y el País Vasco ya se han interesado en llevarlo a cabo”, agregó Adrián Flores, asimismo en la mesa electoral.

El Sindicato de Estudiantes, por su lado, ha efectuado una recogida de firmas mediante la plataforma Change.org, en la que han participado ciento cuarenta y tres mil personas. Representantes del Sindicato entregaron estas firmas delante del Ministerio de Educación, a fin de que llegue a oídos de José Ignacio Wert, y de esta forma lograr que se retire esta reforma que tanto rechazo ha ocasionado.

 

Deja un comentario