La mediación

La mediación es un servicio que ofrece resolver los conflictos, con la intervención de un profesional, cuya función es conseguir que las partes enfrentadas, se escuchen y entiendan, para de esta forma lleguen a un acuerdo satisfactorio para las dos partes.
 
mediacion

La base de la intervención radica en:

  • Que todas y cada una de las partes ganen, con lo que la negociación que establecen se enfoca en que las dos partes consigan pactos ventajosos.
  • La mejora de la comunicación, para en el futuro ser capaces de negociar satisfactoriamente.
  • Aprender a administrar el conflicto, el que no es visto como negativo, sino más bien como el resultado de las relaciones que se establecen, y desavenencias, que dejan un desarrollo personal, bien gestionado.

La intervención desde la perspectiva de los profesionales de la mediación, no se enfoca a imponer acuerdos, sino más bien en allanar el terreno, para conseguir un comprensión, entender la necesidad tácita en el enfrentamiento de cada parte enfrentada. Es un agente neutral, que actúa facilitando la comunicación, a fin de que se entiendan y desde ahí negocien. No es quién dictará la solución, como sucede en los juzgados, por el hecho de que esta la alcanzarán las personas que viven el enfrentamiento.

La neutralidad implica la ausencia de juicio por la parte del profesional, lo que implica el no posicionarse, no respaldar o bien enajenarse con ninguna postura del pleito.

Para empezar un proceso de mediación, es esencial que ambas partes estén de acuerdo en comenzarlo, pues de otra manera es imposible conseguir desarrollarlo de manera exitosa. También es esencial que las dos partes estén en un equilibrio de poder, que no exista coacción o bien imposición, por este motivo es imposible mediar en situaciones de violencia sexista. Ahí una salvedad y es la mediación progenitores-hijos, mas solamente sobre cuestiones muy específicas, como el horario de llegada a casa, y con adolescentes, y sin cuestionar la autoridad de los progenitores.

Hay que tener en consideración que la mediación actúa sobre la comunicación, y es precisamente por esto que en un caso así es viable, pues mejora la comunicación entre hijos y progenitores, mas en situaciones donde una persona ostenta un poder sobre la otra, no es posible negociar, pues charlamos de situaciones complejas, y precisa más de actuaciones terapéuticas. Porque el enfrentamiento es una situación específica, donde 2 o bien más personas tienen intereses contrapuestos, con respecto a dicha situación, que entran en confrontación, oponiéndose, y actuando antagónicamente, para anular, dañar o bien conseguir su objetivo.

El beneficio personal y social de la mediación es extenso, pues para comenzar:

  • Los pactos alcanzados se cumplen con mayor frecuencia, que si otra persona impone la solución. Esto es dado a que las personas participan activamente en la resolución de sus enfrentamiento, llegando a pactos satisfactorios, mejorando su autoestima y comunicación, lo que deja entender mejor lo que pasa, y lograr la opción mejor posible.
  • La mejora en la comunicación facilita la implantación de una cultura de paz, basada en la mejora de la resolución de enfrentamientos, eludiendo situaciones de violencia, y mejorando las relaciones interpersonales, pues las personas son más capaces de solucionar sus enfrentamientos, sin intercesores.
  • Mejora las habilidades sociales, y la administración de las emociones, por el hecho de que se sienten comprendidas, las personas participantes, deja exponer lo que sienten y les molesta, y se siente esencial en todo el proceso.
  • El costo es menor, pues un proceso de mediación no sobrepasa de diez sesiones, lo que desatranca asimismo los juzgados, y reduce el costo económico, al no estar en constante pleito judicial.

Deja un comentario