La Seguridad Social me ha hecho un pago indebido ¿Puedo reclamar o fraccionarlo?¿Prescribe la deuda?

Es posible que ocurra que la Seguridad Social avise en algún instante a los impositores sobre un cobro incorrecto de dinero.

Esto puede darse en el en caso de ser beneficiario de una pensión, ayuda o bien prestación del INSS. Por lo que en algún instante las  personas adjudicatarias, podrían percibir una mayor cuantía de la que les corresponda, por darse alguna causa de suspensión, extinción o bien revisión de dicha prestación.

Para estos casos, la Administración Pública pone en marcha una serie de avisos al deudor a fin de que pueda efectuar el pago mediante la Sede Electrónica.

Plazos de pago

Aquellas personas que contraigan una deuda con el INSS, tienen 15 días para abonar voluntariamente, sin recargo ni intereses, una vez notificada la sentencia firme que les fuerce a abonarlas.

Las personas perceptora de este cobro, contará con 10 días para reclamar si lo considerase oportuno. Si la reclamación se desecha o bien pasan cuarenta y cinco días sin contestación del INSS, se abre la vía a fin de que asista a los Juzgados de lo Social, mas el procedimiento de devolución de cobros incorrectos no se detiene.

Intereses por impago

Estas deudas suman un recargo conforme pasa el tiempo sin ser resueltas por la parte del deudor, cada vez de mayor cantidad:

  • A partir de un mes de retraso en el pago de la cuota, se aúna el tres% del importe debido.
  • A partir de un par de meses, sube el interés al cinco% del importe total.
  • A partir de tres meses el aumento es hasta el diez% del importe total.
  • A partir de más de tres meses, el aumento es del veinte% con respecto al importe adeudado.

Solicitud de fraccionamiento o bien aplazamiento de la deuda

En el caso de cuantías que no puedan afrontarse en un pago, existe la posibilidad de negociación de un fraccionamiento.

Esta solución deja redistribuir la devolución de la deuda en plazos fraccionados que llegan hasta cinco años de duración.

Por otra parte, asimismo está la solución del aplazamiento respecto al pago, negociando con esto una nueva data para la devolución de la deuda.

Estas soluciones tienen una ventaja auxiliar y es que el deudor deja de ser calificado como moroso, puesto que no va a quedar reflejado como un impago.

No obstante, hay que tener en consideración que hay determinadas cuotas que no es posible postergar o bien fraccionar, como aquellas que cubren accidentes laborales, como enfermedades y las deudas a la Seguridad Social que tenga un empresario con trabajadores a su cargo.

En la actualidad, además de esto, hay otras soluciones libres que sirven para facilitar que los deudores paguen estas deudas con la Seguridad Social como el pago on-line o bien por tarjeta de crédito o bien débito.

¿Cuándo prescribe la deuda?

Las deudas respecto a la seguridad social prescriben a los cuatro años desde el instante en que concluye el plazo para el ingreso.

Esto quiere decir que, pasado este tiempo, la administración pública no va a poder demandar, ni demandar, ni imponer sanciones respecto a la deuda que se contrajo.

¿De qué manera devuelvo este cobro incorrecto?

Las peticiones de devolución de ingresos deben dirigirse a la Administración de la Seguridad Social pertinente al domicilio del obligado al pago. En en el caso de que este tenga centralizada su administración en una Administración específicamente, va a ser esta la Administración eficiente.

Los trabajadores de los Regímenes Especiales de: Autónomos, Agrario cuenta extraña, Trabajadores del Mar cuenta propia, Empleados de Hogar (titulares del hogar familiar y trabajadores intermitentes) y Convenios Especiales, pueden pedir la devolución de sus cuotas mediante la Sede Electrónica en Devolución de Ingresos de regímenes y sistemas especiales.

Los empresarios deben pedir a la Tesorería General de la Seguridad Social la devolución de su aportación como la de sus trabajadores. Debiendo reintegrársela cuando se les haga eficaz la devolución. No obstante, el trabajador por cuenta extraña puede pedir de manera directa a la Tesorería General la devolución de sus cuotas, si la compañía hubiese desaparecido o bien esta se negase a pedir dicha devolución.

Deja un comentario