Las devoluciones en caliente: Una solución fría e inhumana

img_5204
 
La inmigración masiva y desmandada en España es un inconveniente que se remonta múltiples décadas atrás. Han tratado de imponer soluciones a través de leyes que han depravado en arduos problemas. La última ley aprobada es la llamada vulgarmente “La devolución en caliente” pues favorece esto. Favorece que los inmigrantes sean “devueltos” a sus países natales en exactamente el mismo instante en el que son detenidos.

El once de diciembre de dos mil catorce el Pleno del congreso –gracias a la mayor parte absoluta del Partido Popular- aprobó una enmienda de la ley de Seguridad Ciudadana que da cobertura legal a las expulsiones de los inmigrantes a los pies de las vallas de Ceuta y Melilla. Esto desea decir que la Guardia Civil puede poner a cargo de los policías marroquíes a los inmigrantes que entren en España sin ningún género de asistencia jurídica.

Esta enmienda aprobada el mes pasado infringe a la Constitución Española, pues no reconoce el derecho al asilo, mas no solo contraría a la constitución, si no a la ley de extranjería puesto que no deja la asistencia letrada. Esto a nivel nacional, mas en el campo internacional tampoco tiene cabida. Se halla en contraposición con el Estatuto de los asilados de la Organización de la Naciones Unidas y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

[pullquote align=»left|center|right» textalign=»left|center|right» width=»30%»]Esta enmienda infringe a la Constitución Española, pues no reconoce el derecho al asilo[/pullquote]En España, a lo largo del año dos mil catorce se han producido cerca de unos veinte intentos de saltos personalizados. Solo unas 2 mil personas han logrado saltar la doble valla de seis metros de altitud y entrar en territorio de España. Para repeler estos saltos, se despliegan grandes dispositivos policiales, tanto españoles como marroquíes, a los dos lados de la valla. Les socorre a los policías un helicóptero del Instituto Armado. Por el otro lado, los inmigrantes se asisten de unos ganchos para escalar la doble valla. El lunes veintidos de Diciembre de dos mil catorce solo un inmigrante logró escalar la valla y entrar en territorio de España, y también hirió a uno de los guardas civiles en la cara con la herramienta que usan para escalar.

 

BIBLIOGRAFÍA:

El Diario.es

Huffington Post

 

Deja un comentario