Las escuelas de padres

Si tienes hijos en edad escolar, probablemente has oído charlar de las escuelas de padres, o has participado en alguna. En este artículo vamos a explicar qué son, qué finalidad tienen y de qué manera se trabaja en ellas por el hecho de que la experiencia afirma que no siempre y en toda circunstancia está claro.

¿Qué son las escuelas de progenitores?

Las escuelas de progenitores son instrumentos cuya finalidad es ofrecer capacitación a los progenitores.

Solemos decir que los pequeños no nacen con un manual de instrucciones, de acá la relevancia de percibir capacitación.

A la hora de instruir a los pequeños sin una capacitación concreta a este respecto, actuamos conforme nuestro criterio personal. Ese criterio personal acostumbra a estar caracterizado por las próximas variables:

  • Los patrones de educación que hemos recibido. Es normal que tengamos como referencia los recuerdos de de qué manera nuestros progenitores nos formaron a nosotros. Si pensamos que han hecho lo adecuado, les imitamos. Si pensamos que cometieron fallos, vamos a hacer lo opuesto.
  • El género de sociedad en el que vivíamos. Solemos fijarnos en los recuerdos que tenemos sobre el género de sociedad y aficiones de las que gozábamos a lo largo de nuestra etapa escolar.

Pero en muchas ocasiones no se tiene presente que todo cambia y ahí es donde los progenitores nos sentimos más perdidos.

Como ejemplo claro de esto tenemos toda la realidad de las nuevas tecnologías. Ahora los pequeños están considerablemente más expuestos a las nuevas tecnologías de lo que lo estuvimos. Por su parte, actualmente los adolescentes se comienzan en las redes sociales a edades parcialmente tempranas, cosa que no sucedía en las generaciones precedentes. Estas son situaciones para las que los progenitores han de estar preparados.

Finalidad de las escuelas de progenitores

En estos aspectos las escuelas de padres juegan un papel esencial. Tienen unos programas formativos destinados al empoderamiento de los progenitores y su mayor formación como educadores. En además de esto los progenitores y madres se hallarán, dialogarán y meditarán y asimismo se van a dar cuenta de hábitos en la educación de sus hijos que no son convenientes.

Otra de las finalidades de las escuelas de progenitores es una función preventiva. Se trata de guiar a los progenitores a fin de que sepan de qué manera fortalecer en sus hijos actitudes, valores y modos de vida en especial orientados a eludir caer en adicciones.

¿De qué manera se trabaja en una escuela de progenitores?

Ante todo tienes que tomar en consideración que la asistencia a una escuela de progenitores es algo participativo. No se trata sencillamente de una serie de conversas a las que se marcha únicamente a oír. Cuanto menos participes, menos te servirá la capacitación y ayuda que recibas en la escuela.

Las escuelas de progenitores están vinculadas a la comunidad educativa. Requieren una programación, compromiso de asistencia y un trabajo en conjuntos pequeños dirigido por un animador que debe tener la habilidad de saber estimular el conjunto. Para ello es fundamental que conozca las técnicas grupales de animación social y cultural. Se trata de un estilo de trabajo en grupo muy afín a la práctica de los grupos de apoyo.

Infórmate de la existencia de escuelas de progenitores en tu localidad. Lo menos que podemos hacer como progenitores es poner todos y cada uno de los medios a nuestro alcance para ser los mejores educadores para nuestros hijos.

Deja un comentario