Límites en el embargo de bienes e ingresos

Existen una serie de recursos y derechos que resultan inembargables, esto es, que sobre ellos no se puede establecer traba alguna y, por consiguiente, no van a poder ser utilizados por los acreedores de su titular para cobrarse con su valor los importes debidos.

Concretamente el artículo 607.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil detalla que «es inembargable el sueldo, salario, pensión, remuneración o bien su equivalente, que no sobrepase de la cuantía señalada para el sueldo mínimo interprofesional».

¿Qué recursos me pueden embargar y cuales no?

La ley establece qué recursos y exactamente en qué orden se pueden embargar. El proceso comenzará por el dinero o bien cuentas corrientes de cualquier clase, y después seguirá por los créditos, títulos, derechos en un corto plazo, valores o bien instrumentos financieros que estén aceptados en el mercado secundario oficial de valores.

Si todavía no se ha cubierto el capital demandado, el proceso proseguirá por las rentas en dinero, intereses y frutos de cualquier clase, para proseguir por los recursos muebles y participaciones sociales.

Aquí es esencial un apunte para los autónomos; si está dado de alta como emprendedor de responsabilidad limitada podrá salvar la residencia de esa lista siempre y cuando no supere los trescientos euros de valor. Lo último en la ejecución del embargo serían los bienes raíces y, por último, los salarios o bien pensiones cuando no sean inferiores al sueldo mínimo.

Bienes y también ingresos inembargables

Por el contrario, por ley, hay cosas que no pueden embargarse en ningún caso. Entre estos recursos y derechos, en especial en materia de ejecuciones hipotecarias, se encuentran:

  • El moblaje y menaje de la casa
  • Ropa del deudor o bien de su familia
  • Instrumentos precisos para el ejercicio de la profesión
  • Los salarios, sueldos, pensiones o bien remuneraciones equivalentes, en el importe legalmente establecido

En este último caso, resulta inembargable la cantidad que no sobrepase del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en  dos mil veinte está fijado en treinta y uno con sesenta y seis euros/día o bien novecientos cincuenta euros/mes.

Bienes y también ingresos embargables

Sobrepasada dicha cantidad, hay una escala para embargar estos conceptos:

  1. Para la primera cuantía auxiliar hasta la que suponga el importe del doble del sueldo mínimo interprofesional (dos SMI), el treinta%.
  2. En la cuantía auxiliar hasta el importe equivalente a un tercer sueldo mínimo interprofesional (tres SMI), el cincuenta%.
  3. Para la cuantía auxiliar hasta el importe equivalente a una cuarta parte sueldo mínimo interprofesional (cuatro SMI), el sesenta%.
  4. En la cuantía auxiliar hasta el importe equivalente a una quinta parte sueldo mínimo interprofesional (cinco SMI), el setenta y cinco%.
  5. Para cualquier cantidad que sobrepase de la precedente cuantía, el noventa%.

Adicionalmente, en el procedimiento judicial a través del que se ejecute el embargo, se va a poder aplicar una rebaja de entre un diez y un quince% en los porcentajes establecidos, dependiendo de las cargas familiares del deudor.

Asimismo, en el caso de ejecuciones hipotecarias en las que el coste conseguido por la venta de la residencia hipotecada sea deficiente para cubrir el crédito garantizado, se ha aumentado el importe inembargable (SMI) en un cincuenta% del SMI, más un treinta% auxiliar por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos regulares, sueldo o bien pensión superiores al SMI.

Hay que tener en consideración que tratándose de deudas reclamadas por el impago de pensiones alimenticias, hay una salvedad a esta inembargabilidad, siendo susceptible de embargo todos y cada uno de los conceptos por los que ingrese el deudor, y en cualquier cuantía, incluidas cantidades inferiores  al sueldo mínimo interprofesional.

En estos supuestos, y en atención al origen de procedencia de ese embargo que es la reclamación de la pensión de comestibles debidos por el que fuera cónyuge o bien hijos, va a ser  el Juez quien ponderando las circunstancias del caso específico y las respectivas necesidades tanto del obligado al pago como los que instan el embargo, decidirá la cantidad a embargar o bien retener.

Pongamos un caso a fin de que los porcentajes se comprendan mejor:

Ejemplo: Un trabajador por cuenta extraña percibe, en el año X, un sueldo por un monto total de dos.000 euros mensuales, en los que se incluye el importe de las pagas extras prorrateadas.

¿Qué importe máximo de su sueldo le podrían embargar para hacer en frente de una deuda por incumplimiento de una obligación establecido?

1° Salario Mínimo Inembargable (de 0 € a novecientos cincuenta €) = Inembargable.

2° Salario Mínimo Inembargable (de novecientos cincuenta € a mil novecientos €) = setenta% de (mil novecientos – novecientos cincuenta) =  seiscientos sesenta y cinco€.

3° Salario Mínimo Inembargable (de mil novecientos € a dos.850 €) = cincuenta% de (dos.000 – mil novecientos) =  cincuenta€

Total del salario inembargable: novecientos cincuenta + seiscientos sesenta y cinco + cincuenta = mil seiscientos sesenta y cinco€

Total del salario embargable: dos.000 – mil seiscientos sesenta y cinco€ = trescientos treinta y cinco€

¿Qué importe máximo de su sueldo le podrían embargar en el caso de ejecución hipotecaria en la que el coste conseguido por la venta de la residencia no haya sido suficiente para saldar su deuda, teniendo presente que este trabajador se halla casado y su cónyuge está en paro?

1º Salario Mínimo Inembargable novecientos cincuenta € = Inembargable

+ cincuenta% del Salario Mínimo Inembargable (cuatrocientos setenta y cinco €) = Inembargable

+ treinta% del Salario Mínimo inembargable (doscientos ochenta y cinco €) = Inembargable

Total: novecientos cincuenta + cuatrocientos setenta y cinco + doscientos ochenta y cinco = mil setecientos diez€

2º Salario Mínimo Inembargable (de  mil setecientos diez € a mil novecientos €) = setenta% de (mil novecientos – mil setecientos diez) = ciento noventa€

3º Salario Mínimo Inembargable (de mil novecientos € a dos.000 €) = cincuenta% de (dos.000 – mil novecientos €) =  cincuenta €

Total salario inembargable: 1.710+ ciento noventa + cincuenta = mil novecientos cincuenta €

Total salario embargable: dos.000 – mil novecientos cincuenta = cincuenta €

Reclamar y recurrir un embargo incorrecto

Si el embargo es indebido se puede demandar. El impositor va a poder recurrir la diligencia de embargo de Hacienda con un recurso de reposición o bien con una reclamación administrativa si se halla en cualquiera de los próximos casos:

  • Extinción de la deuda o bien prescripción del derecho a demandar el pago.
  • Falta de notificación de la providencia de apremio.
  • Incumplimiento de las reglas reguladoras del embargo contenidas en esta ley.
  • Suspensión del procedimiento de colecta.

Puede ser que asimismo se halle en alguno de estos casos contemplados en la ley.

  • Si hay defectos en la comunicación de la providencia de apremio y el sujeto pasivo se halle de pronto con un embargo sin haber recibido ya antes ninguna notificación de la Agencia Tributaria.
  • Si ha pedido aplazamiento y fraccionamiento de la deuda así sea en periodo voluntario o bien en apremio y también repentinamente recibe una diligencia de embargo.

En esas situaciones y otras que se pueden dar, deberá recurrir la diligencia de embargo a la oficina de recaudación explicando los motivos por los cuales no se debe hacer efectivo el embargo, todo ello conforme a los tiempos y forma que marca la legislación.

Lo primero que debes hacer en el momento en que te embargan es pedir el expediente administrativo. En puedes contrastar si se ha seguido el procedimiento de forma legal y ver si el embargo está justificado.

En el en el caso de que se haya infringido el procedimiento, puedes impugnarlo interponiendo los recursos procedentes.

Si has agotado todas y cada una de las vías de recursos administrativos, puedes interponer un recurso contencioso administrativo en la sede judicial.

Deja un comentario