Los olvidados por La Ley de Dependencia

Hace años atrás aquellas personas que estaban en situación de transgresión,  solo podían recurrir a sus familiares a fin de que pudiesen cuidar de ellos, hasta el punto, que algún miembro de la familia debía parar de trabajar para poder atenderle.
 
De ahí que se aprobase la Ley 30/2006, de catorce de diciembre de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, famosa como Ley de Dependencia. Con la meta de ser un apoyo para las familias.
 
hachazo-ley-dependencia

¿Quiénes son los Beneficiarios de esta Ley?

Las personas que se hallan en situación de dependencia, son aquellas que por sí mismas no pueden efectuar las actividades básicas de la vida diaria (ABVD), y para conocer su grado de dependencia, desde los Servicios Sociales se valoran las capacidades y las necesidades que tienen, detallando los cuidados que requieren.

Aunque dado el modo perfecto de baremar la dependencia, quedan fuera de la cobertura de la ley muchas de las personas con Enfermedad Mental.

¿De qué manera afectó la crisis a la Ley de Dependencia?

Desde el año dos mil ocho estamos padeciendo una crisis económica y se ven perjudicadas las subvenciones. No todas y cada una de las personas que se hallan en circunstancias de dependencia perciben esta ayuda.

Según el Informe Estadístico efectuado por el Imserso en dos mil catorce, había setecientos treinta y siete mil ciento veinte personas adjudicatarias de esta ley con posibilidades, 1.628.192 peticiones registradas, y con derecho a prestación novecientos veintitres mil doscientos cincuenta y ocho personas.

Se contabilizan 186.138 ciudadanos que teniendo aprobada la petición, el Gobierno los tenía olvidados, puesto que no percibían ninguna prestación. Debido a este retraso miles y miles de personas con derecho ya reconocido o bien personas que pudiesen cumplir los requisitos y estén aguardando todavía una contestación, mueran sin ser atendidas.

Además en dos mil trece, el Estado redujo en un quince % las posibilidades que iban dirigidas a los dependientes y sus cuidadores, a los que les eliminó la cotización en la Seguridad Social, debiendo ser los propios cuidadores quienes deberían pagarla, cotizando para la jubilación, mas no para el derecho de prestación por desempleo. Se postergó la entrada de nuevos dependientes hasta este año, dos mil quince. Y se aplicó un copago a los servicios  sociales destinados a personas con discapacidad y dependencia.

Olvidados por la Ley

Como podemos revisar, no solamente las propias personas dependientes son olvidadas, aguardando largos periodos para percibir la ayuda, tanto que tal vez es demasiado tarde o bien aun jamás llegan. También los cuidadores han visto como sus derechos han sido recortados cada vez un tanto más.

Desde la Fundación de Alzheimer de España, se realizó un informe en el que afirmaba que el 30% de las personas que estuvieron a cargo por largas temporadas con el cuidado de otra persona, toman psicofármacos, y el cincuenta y cuatro% presentan estados de ansiedad, tristeza, desgana e inclusive depresión.

Esto se debe a la dedicación a tiempo completo que tienen con la persona que está a su cuidado, debiendo dar de lado su vida, trabajo, amistades,…y tienen contrariedades para regresar a incorporarse a la vida rutinaria que tenían ya antes.
 
Fuente:

Imserso

Fundación de Alzheimer de España
 

Deja un comentario