Los sindicatos denuncian el tapón de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital: Solo lo percibe el 1% de solicitantes

Como ya venimos contando de antemano, la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) deja mucho que querer.

Esta prestación, la que se abrió el plazo de petición el pasado quince de junio, lleva un retraso notable en su concesión. Según los datos que aportan los sindicatos, de las más de setecientos peticiones, solo se han resuelto treinta y dos y seiscientos veintinueve, de las que cuatro mil ciento cuarenta y ocho han sido de forma positiva (un 0,5%). A una parte de las setenta y cinco que se reconocieron de oficio a aquellas familias que recibían la prestación por hijo a cargo, no parece que se haya hecho efectivo el cobro a ninguna más.

Además del inconveniente con el atraso de la tramitación de las peticiones nos hallamos con otro inconveniente, y es que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha reconocido que la mitad de las peticiones serán denegadas, puesto que, conforme cree, se deberá en parte a la obligación de que todos los miembros de la unidad familiar han de estar anotados como demandantes de empleo y haber presentado el padrón histórico familiar, cosa que colapsó los municipios en pleno estado de alarma, con la mayor parte de los centros cerrados al público y las líneas telefónicas sobresaturadas.

Otra cuestión a tener en consideración es que esta petición tiene como plazo para ser resuelta de 3 meses, con lo que, si no se soluciona en ese plazo, se generaría silencio administrativo y los interesados deberían regresar a presentar la petición.

A las protestas y advertencias de los sindicatos, se unen la asociación de directivas y gerentes de Servicios Sociales, que tachan de “caos” y “desastre” la administración del IMV. Piden que se faciliten los trámites, puesto que daña a las familias más frágiles que no tienen acceso o bien conocimientos suficientes de la vía telemática. Plantean un sistema de cruzado de datos que no precisaría de mayor personal laboral, si no teniendo presente requisitos que se puedan revisar vía telemática desde el propio ministerio: declaraciones de la renta, catastro, ayudas públicas y empadronamiento.

El secretario general de Unión General de Trabajadores notifica que crearán una plataforma en su web a fin de que aquellas personas que han pedido el IMV puedan autorizar a Unión General de Trabajadores a presentar reclamaciones, aparte de valer para la organización de las personas perjudicadas por esta administración.

Deja un comentario