Me han denegado el Ingreso Mínimo Vital ¿Reclamo o lo vuelvo a solicitar?

A diario las personas que han recibido una resolución negativa nos consultan que opción es mejor si regresar a efectuar una petición del ingreso mínimo vital o bien reclamar.

Ante esta cuestión, la contestación pero directa seria demandar. Pero debemos tomar en consideración otros factores en tanto que el plazo para pedir el IMV y que nos lo concedan pagándonos con carácter retroactivo finaliza el próximo treinta y uno de diciembre. Por lo que todas y cada una de las peticiones que se efectúen desde el 1 de enero, no contasen con esta ventaja.

Me han rechazado el Ingreso Mínimo Vital ¿Qué puedo hacer?

Una vez recibimos la notificación con la resolución, es esencial recalcar que el apartado de estado no es vinculante a la resolucion y que para conocer el motivo real de la denegación debemos aguardar a percibir la notificación o bien el e-mail donde esta venga indicada. Ya que sin motivo no podemos reclamar.

Una vez conocemos el motivo si no estamos conformes podemos hacer dos cosas:

  1. Reclamar a través de un recurso de alzada, este tramite podemos efectuarlo de forma presencial, online y por carta certificada.
  2. Volver a realizar la solicitud.

En los dos casos el paso inicial y el pero esencial es: preparar la documentación que pruebe que la denegación es errónea.

Ventajas y también inconvenientes

Si optamos por la opción de reclamar:

  • La ventaja pero evidente es que el tiempo de contestación es de cuarenta y cinco días, tiempo pero breve que el de una resolución como las que se están generando hasta el momento.
  • El inconveniente viene determinado por la data en la que estamos, con lo que si no nos diesen contestación ya antes del treinta y uno de diciembre de dos mil veinte. Perderíamos la ocasión de efectuar una nueva petición, en la que pudiéramos optar al pago retroactivo, en en caso de que claramente nos denegaran la ayuda.

Si al contrario efectuamos una nueva solicitud:

  • El inconveniente vendría determinado por el tiempo de resolución siendo este de seis meses, si bien con un matiz. Las peticiones presentadas a partir de octubre se resuelven pero veloz que las presentadas entre junio y septiembre. Siendo estas finalizas las que han generado el mayor tapón a la seguridad social.
  • Sin embargo el beneficio pero substancial, seria que caso de que asimismo la denegaran tendríamos una nueva ocasión de demandar. Aun habiendo entrado extensamente en dos mil veintiuno y en el caso de aprobación podríamos optar al pago con retroactividad. Por lo que si bien se ampliaría el plazo de resolución de forma extensa, tendríamos una segunda ocasión demandando. Para acceder al carácter retroactivo que plantea esta ayuda hasta finales de diciembre.

La resolución es ya nuestra, pudiendo escoger entre demandar y de esta manera esperaremos menos tiempo a la resolución o bien al contrario regresar a pedirla. Para tener una segunda opción mediante una reclamación, caso de que nos la vuelvan a rechazar.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email