¿Me pueden embargar el Ingreso Mínimo Vital?

La contestación a esta pregunta atraviesa por múltiples recovecos legales que vamos a explicar de forma muy resumida:

Atendiendo a la normativa en vigor, hallamos que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) solo va a ser embargable caso de que la cuantía percibida supere el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en el dos mil veinte está fijado en novecientos cincuenta euros.

Desde un punto de vista teorético esta prestación raras veces va a ser embargable de forma directa, puesto que el máximo máximo asciende en nuestros días a los 1.015 euros. Por lo que el importe susceptible de embargo sería el resultado de quitarle a esa cantidad el SMI.

No obstante, si en la unidad familiar no rige separación de recursos, dada la compatibilidad con otras posibilidades, ayudas públicas o bien rentas de trabajo, si la acumulación de los ingresos superase el SMI sería posible impulsar su embargo.

Practica Judicial

Ahora bien, en la práctica judicial ocurre que frecuentemente los sueldos y demás posibilidades resultan perjudicados de forma indirecta para satisfacer el pago de impuestos, multas, deudas, etc. Mediante lo que se llama sistema de embargo masivo de cuentas bancarias a la vista. Esto significa, que puede acontecer que el adjudicatario perciba el ingreso en su cuenta. Pero a continuación se bloquee el saldo libre y se remita a la cuenta del órgano judicial.

Esta situación se agudiza si se ha percibido con atrasos debido al carácter retroactivo de esta prestación. Ya que cuando la cantidad ingresada no corresponda al mismo mes o bien al precedente en el instante de ejecutar el embargo, se considera saldo bancario y sí va a ser susceptible de retención.

Por el contrario, si el importe objeto de retención en la cuenta corresponde al ingreso mínimo vital percibido exactamente el mismo mes o bien al precedente, será devuelto total o bien parcialmente al afectado.

Un Articulo de Ángel Verdugo del grupo: PRESTACIONES SEGURIDAD SOCIAL

Deja un comentario