Medidas electoralistas: El truco que siempre funciona

MEDIDAS ELECTORALISTAS
 

“En tiempos de elecciones todos somos buenos”.

 

Como hemos podido observar otro año más, conforme se iban acercando las elecciones municipales y autonómicas, las medidas gubernativos daban un giro de ciento ochenta grados para apostar por un alegato de igualdad, de desarrollo social y de mejoras para la ciudadanía. Estas medidas son de carácter electoralistas, o sea, los partidos procuran atraer al votante medio planteando unas medidas atractivas que entonces no acostumbran a cumplir.

Estas medidas de las que charlamos se han dado a conocer en los meses pasados teniendo relación con las elecciones que iban a acontecer, mas no debemos olvidar, que como data límite, el veinte de Diciembre de este año se festejarán las elecciones generales. Por esta razón las medidas electoralistas que se propusieron para las elecciones municipales y autonómicas prosiguen en los programas electorales de los partidos.

Un ejemplo de estas medidas podría ser la activación de redes WiFi públicas en las calles de Madrid. Esta medida, se considera electoralista en tanto que no es de vital relevancia para la sociedad mas sí es una mejora que atrae a las personas en un tiempo en el que una parte de la vida diaria se desarrolla virtualmente.

Pero no solamente se ven estos engaños o bien estas actitudes para destacar una figura positiva del partido (cualquiera que sea) en unas nuevas propuestas sociales, sino asimismo se puede ver en las formas de actuar ya antes de las elecciones. Vemos a los altos líderes de los partidos saliendo a la calle, dando hablas públicas, interaccionando con personas de la calle y tomándose fotografías con personas con déficits económicos.

Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas han ofrecido una contestación contraria a la que estamos habituados a ver, y es que, pese a estas medidas electoralistas se ha roto el bipartidismo. Esto nos lleva a meditar que tal vez se haya producido una nueva conciencia social en la que la población no se deja mentir por estas pantomimas.

 

Deja un comentario