Mujeres con voz #25N

Mujeres con voz #25N mayo 6, 2021 Mujer, Violencia de Genero #25N, #MUJERESCONVOZ
 
¿Por qué debemos festejar el #25N de año en año conforme mi opinión? El #25N tiene que servirnos en el Siglo XXI para recordarnos que hemos estado los trescientos sesenta y cuatro días precedentes combatiendo cada día para suprimir la violencia patriarcal que se ejercita contra nosotras en cualquier una parte del planeta por el hecho de ser mujeres; y que vamos a estar los próximos trescientos sesenta y cuatro, desde el día después, continuando con la batalla hasta quitarla, sin reposo y sin perder el aliento. La violencia por ser mujer es la peor y las más extendida de las violencias (doscientos millones de mujeres y pequeñas sometidas a la mutilación genital, uno con cinco millones de pequeñas asesinadas al nacer por infanticidio selectivo, tres mujeres son violadas en España diariamente, 1 de cada tres mujeres padecerá algún género de violencia patriarcal o bien múltiples durante su vida … la lista resulta tan horripilante como inacabable).

Las políticas (programas, recursos, acciones, proyectos, etc) que en la actualidad tenemos para terminar con ella prosiguen siendo de “postureo”, de papel mojado, de legislo y realizo actividades muy “guays” para quedar bien y cubrir expediente (como país, municipio, consejería, diputación, etc), mas no invierto dinero suficiente a fin de que esas acciones tengan impacto real.

Mantenemos minutos de silencio en instituciones públicas, mientras que desde esas instituciones se maltrata a las mujeres que asisten, desoladas, a pedir ayuda, con la incalculable cooperación de las y los profesionales que estamos en ellas ¡Con lo excelentes profesionales que somos!”… ¡Escuchad a las mujeres!.

El planeta está organizado basándonos en esquemas culturales patriarcales, de masculinidad heteronormativa hegemónica y, mientras que esto sea de esta forma, las mujeres proseguiremos siendo violadas, asesinadas, empaladas, quemadas, menospreciadas, vendidas, compradas, machacadas, en suma, tratadas como objetos y también invisibilizadas como las mujeres que aquí se representan.

Como bien afirma Amelia Valcárcel, esto es un inconveniente que tienen los hombres, mas que padecemos las mujeres. Unamos fuerzas, cojamos todo cuanto el Feminismo como teoría revolucionaria de paz nos enseña y seamos, cada una y cada uno de ellos, agentes de cambio en nuestro ambiente (familia, trabajo, amistades, etc) para conseguir un planeta igualitario (somos el cincuenta%) y realmente humano»

 
mujeres-silenciadas

Simone de Beauvoir

París, mil novecientos ocho-1986

Nacida en el lecho de una familia burguesa, fue una enorme pensadora y prosista. Representante del movimiento existencialista ateo. Es una figura fundamental en tanto que luchó por los derechos de la mujer.

Conoció a su marido Jean-Paul Sartre en la universidad, donde fue una pupila refulgente. Tras concluir la carrera de Filosofía, escribió muchas novelas y fue creadora así como su marido y entre otros muchos de la gaceta “Tiempos Modernos”.

“El segundo sexo” (mil novecientos cuarenta y nueve) es tal vez uno de los libros de referencia para el feminismo. En el examinó la condición social de la mujer y las diferentes peculiaridades de la opresión masculina.

Fue una de las creadoras la “Liga de los Derechos de la Mujer”, las que luchaban contra cualquier discriminación sexista.

Esto solo es un resumen de lo que escribió y de su lucha por los derechos humanos. Hasta sus últimos días fue una de las mayores defensoras de los derechos humanos.

Sonia Greene

Ucrania, mil ochocientos ochenta y tres-1972

Es más famosa por ser la esposa del conocido escritor Lovecraft, que por ser escritora. Colaboró en la redacción de múltiples novelas así como su marido, mas siempre y en todo momento en un segundo plano.

Lovecraft nuncá valoró su trabajo y no la respetaba. Era un hombre que defendía la relevancia del papel del hombre frente al de la mujer.

Sin embargo, se sabe que fue el sostén económico de la pareja y, en aquella temporada en la que el papel de la mujer se centraba en el hogar; o bien como mucho, como enfermera, camarera o bien secretaria. Sonia deseó ir más allí y exploró con determinado éxito sus posibilidades como editora y narradora independiente.

Harta de ser infravalorada, decidió separarse. Tras su divorcio ciertas de sus obras fueron empleadas por su exmarido y otras apartadas a literatura de clase B, oculta por un hombre un tanto sexista.

Virginia Woolf

Londres, mil ochocientos ochenta y dos – 1941

Fue una prosista, ensayista, escritora de cartas, editora, feminista y fabulista británica, considerada una de las más señaladas figuras del modernismo literario del siglo veinte. Experimentando con la estructura temporal y espacial de la narración, mejoró en sus novelas el monólogo interior, procedimiento por el que procura representar los pensamientos de un personaje en su forma primigenia, en su fluir inconsciente, tal como brotan en la psique. Algunas de sus obras más conocidas, como La señora Dalloway (mil novecientos veinticinco), Al faro (mil novecientos veintisiete) o bien Las olas (mil novecientos treinta y uno), ejemplarizan este recurso a través de un poderoso lenguaje narrativo en el que se equilibran de forma perfecta el planeta racional y el irracional.

Además vanguardista en la reflexión sobre la condición de la mujer, la identidad femenina y las relaciones de la mujer con el arte y la literatura, que desarrolló en ciertos de sus ensayos; entre ellos, resalta por la influencia que más tarde tendría para el feminismo. Una habitación propia (mil novecientos treinta y dos). No solo abordó este tema en los ensayos, sino asimismo lo hizo en novelas como la inquietante y enigmática Orlando (mil novecientos veintiocho), en la que se diluyen las diferencias entre la condición masculina y la femenina encarnadas en el protagonista, un aristócrata dotado de la capacitad de convertirse en mujer.

Martha Gellhorn

EEUU, mil novecientos ocho-1998

Es de las mejores cronistas del siglo veinte. Fue corresponsal de guerra en todos y cada uno de los conflictos armados de aquella temporada.

Escribió abundantes artículos de prensa, ensayos y novelas que hoy son un testimonio histórico esencial del siglo veinte.

Entre otros, fue testigo de la Gran depresión. En el que hizo un enorme trabajo de investigación de las zonas más pobres de Norteamérica. Fue tan esencial que Eleanor Roosvelt, la primera dama, la que tenía una angosta relación con las injusticias sociales, la valoró muy de forma positiva.

También fue testigo de las crueldades de la Guerra civil de España. En aquel viaje la acompañó el que en un futuro iba ser su marido Ernest Hemingwai. Tras ese viaje escribió su novela “A stricken field” mil novecientos cuarenta.

Sin embargo, la relación que tuvo con Ernest Hemingway complicó mucho su carrera periodística. Él consideraba que Martha debía preocuparse más por el hogar y menos por su trabajo. Se quejaba de sus largas ausencias.

Como consecuencia de la actitud sexista de Hemingway, Martha decidió separarse de él.

 

Un articulo de:

Virginia Tovar

Paqui Fernandez

Irentzu Laucirica

Deja un comentario