Proceso de adopción a través de una ECAI

Independientemente de la vía que elijamos, el proceso se comenzará con una sesión informativa ofrecida por los técnicos del equipo de adopción de la provincia en la que radiquemos. Posteriormente, asistiremos a un curso de formación de 9 horas, tras la finalización del que se nos entregará la petición de adopción y el listado de documentación que vamos a deber reunir.

Una vez cubierta la petición deberemos presentarla en la Administración autonómica señalando el país específico en el que queremos hacer la adopción. En la Administración asimismo se nos efectuará una investigación sicológico y social que acredite que reunimos las peculiaridades y habilidades precisas para poder satisfacer las necesidades del futuro menor adoptado, expidiéndose de este modo el conocido como certificado de pertinencia.

Una vez expedido el certificado de idoneidad, es el instante de decidir si la tramitación de la adopción se hará por el procedimiento público, esto es, mediante la Administración, o bien por el privado: la ECAI.

Tras localizar la ECAI deseada, esta solicitará  a la Administración el expediente que ha sido abierto a nuestro nombre y firmaremos con ella (con la ECAI) un contrato en el que se va a detallar las responsabilidades y obligaciones de cada parte y el costo del procedimiento entre otras muchas cosas.

En este instante va a ser precisa una nueva colección de la documentación, puesto que la requerida al comienzo del proceso se va a quedar en nuestro expediente autonómico, al paso que la que se reunida ahora va a ser mandada al país en el que se hará la adopción.

Una vez mandada nuestra documentación y  revisada y admitida por las autoridades de país de destino, se nos asignará un menor, cuyos datos van a ser remitidos a la ECAI. La duración de esta aceptación y asignación del menor va a depender del país y de las peculiaridades del menor.

Cuando la ECAI recibe los datos del menor preasignado, notifica a la Administración, a fin de que el ente administrativo eficiente elabore una propuesta de aceptación o bien no de la preasignación en función de nuestro certificado de pertinencia. Posteriormente, se nos mandará a nosotros los datos del menor a fin de que realicemos nuestra valoración. En en el caso de que, por motivos justificados y de peso, no se admita la preasignación por parte nuestra o bien de la Administración, se proseguirá con el proceso cara la asignación de otro menor; no obstante, si la causa del rechazo del menor por nuestra parte no es suficientemente válida, podemos llegar a perder la declaración de pertinencia.

El siguiente paso tras comunicar al país extranjero la aceptación de la preasignación es nuestro viaje a dicho país. Seremos informados por la ECAI de cuando vamos a deber efectuarlo, mas la organización del mismo va a depender de nosotros. En el país de destino vamos a estar acompañados y asesorados por una persona de la ECAI. La entidad se ocupará de asegurar que el menor cumple con todos y cada uno de los requisitos para entrar y radicar en España, como de que se dispone de toda la documentación a fin de que la resolución de adopción sea reconocida y tenga efecto en este país.

Una vez en España, en un plazo máximo de 15 días, entregaremos la resolución de adopción a la ECAI, que por su parte va a ser remitida a la Administración. De exactamente la misma forma, se procederá a la inscripción del menor en el registro civil, si no se ha llevado a cabo en el consulado de España del país de origen del menor.

Finalmente, una vez afianzada la adopción se harán un seguimiento blog post – adoptivo por la parte de la ECAI, que va a ser de obligatorio cumplimiento y que va a consistir en la realización de informes que den cuenta de la integración del menor en la familia, la aportación de fotografías, etc.

Si precisas pero información sobre las ECAI y su funcionamiento, pincha Aquí

 

Deja un comentario