Puntos de encuentro Familiar (PEF) en Galicia

En Galicia ya está publicado el nuevo decreto que regulará los PEF, el que pretende amoldarse a realidad actual y al documento de mínimos que la Comisión Interautonómica de Directores Generales de Infancia y Familia aprobaron en el año dos mil ocho.

El punto de encuentro familiar es un dispositivo neutral especializado para el cumplimiento del régimen de visitas establecido por la autoridad eficiente. Tiene como fin favorecer la relación entre los menores y sus familias cuando se ha producido una interrupción de la convivencia y el ejercicio del derecho a las visitas resulte bastante difícil o bien problemático.

De esta forma, entre los objetivos de este servicio están:

  • Favorecer el cumplimiento del régimen de visitas de los menores con los dos progenitores tras una separación, como asimismo con la familia extensa.

  • Alcanzar una normalización de las relaciones familiares de tal modo que el recurso deje de ser preciso.

  • Fomentar la libre expresión de los menores en lo que se refiere a sus sentimientos y necesidades.

  • Mejorar las relaciones paterno – filiales y las habilidades parentales por medio de la orientación profesional.

  • Informar y derivar a otros servicios especializados.

  • Informar sobre actitudes y destrezas parentales que asistan a proteger los derechos de los menores ante otras instancias administrativas y/o judiciales, de ser el caso.

Para lograr esos objetivos se harán múltiples tipos de intervención:

  • Actuaciones destinadas al cumplimiento del régimen de visitas establecido:Actuar como mediadores en las entregas y recogidas de los menores de cara al desarrollo de la visita.

  • Visitas tuteladas, de tal modo que el profesional está presente de forma continua a lo largo del desarrollo de exactamente la misma.

  • Visitas supervisadas, que son aquellas que se realizan en el PEF mas que no requieren la presencia continuada del profesional, como en el caso de las tuteladas.

  • Diseño y desarrollo de programas socioeducativos personalizados para intervenir con la familia y los menores.

  • Información, atención y asesoramiento de cara al desarrollo de unas relaciones familiares convenientes y de una actitud positiva.

  • Mediación y también intervención en negociaciones cara la adecuación del régimen de visitas, el ejercicio de la coparentalidad…

  • Intervenciones destinadas a reducir el impacto de la nueva situación familiar.

  • Registro y documentación de las actividades efectuadas.

Por lo tanto, ¿quién puede ser usuario de un punto de encuentro familiar? Podrán serlo los miembros de familias en las que exista algún inconveniente relacionado con el cumplimiento del régimen de visitas, como los miembros de aquellas en las que existan situaciones de violencia que supongan un peligro para cualquiera de los miembros a lo largo del desarrollo de las visitas.

Acceso al servicio:

El acceso al servicio habrá de ser solicitado por 2 géneros de órganos: las Jefaturas Territoriales de la Consellería de Traballo y también Benestar, con relación a los menores sobre los que la Xunta de Galicia tiene la guarda o bien la tutela, y los órganos judiciales. Esta petición va a ir dirigida al órgano de dirección eficiente en materia de familia, en un caso así la Dirección General de Familia y también Inclusión, y va a deber acompañarse de la próxima información:

  • Datos identificativos de los usuarios.

  • Indicación de las contrariedades para el cumplimiento del régimen de visitas que motivan la petición, como de las circunstancias singulares que puedan incidir en las relaciones familiares.

  • Los familiares que pueden asistir a las visitas con cada progenitor.

  • Tipo de intervención pedida.

  • Propuesta de periodicidad de las visitas y del horario de exactamente las mismas, como la periodicidad con la que el PEF va a deber remitir los informes sobre el cumplimiento y el desarrollo de exactamente las mismas.

  • Testigo o bien copia de la resolución dictada por el órgano que pide la intermediación del PEF donde se acuerde dicha intervención, se fijen las visitas, etc. como todas y cada una aquellas resoluciones nuevas que afecten al régimen de visitas.

  • La posibilidad de efectuar ajuntes entre las partes.

La Dirección General de Familia y también Inclusión, después de percibir la petición y la documentación, le comunicará al PEF la resolución por la que recuerda la intervención y, cuando este la reciba, se va a poner en contacto con las personas usuarias para comenzar la intervención.

El inicio de exactamente la misma se hará con una entrevista inicial en la que los profesionales notificarán a los usuarios del funcionamiento del servició, incidiendo en los objetivos que se pretenderán lograr y en la temporalidad de la intervención.

Por el contrario, la intervención del PEF finalizará por propuesta del órgano administrativo o bien judicial que la pidió en un comienzo, del PEF o bien por pacto de los titulares de la custodia de los menores. De todas y cada una formas, siempre y en todo momento va a ser precisa la resolución del órgano que aprobó la intervención, Dirección General de Familia y también Inclusión, que va a deber pronunciarse en el plazo de diez días. Entre las causas que pueden motivar la propuesta de finalización de la intervención están el reinicio de la convivencia de los progenitores, la normalización de las relaciones familiares, el alcance de la mayor parte de edad del menor, el empleo incorrecto del servicio, el cumplimiento del plazo máximo establecido para la intervención…

Del capítulo del decreto dedicado a los requisitos que va a deber cumplir el PEF, se puede destacar los relativos al personal. Los lugares de encuentro familiar van a deber contar con un equipo multidisciplinar compuesto cuando menos por 3 profesionales pertenecientes a 2 de las próximas titulaciones: sicología, pedagogía, psicopedagogía, derecho, trabajo social o bien educación social. Uno de los profesionales aceptará el rol de organizador del equipo y de las relaciones con las administraciones y los juzgados.

 

Deja un comentario