¿Que debemos tener en cuenta cuando vamos a afrontar una entrevista?

La entrevista de trabajo es la fase terminante, en cualquier proceso de busca de empleo o bien de cambio de trabajo, podemos toparnos diferentes géneros de entrevista, y que conforme el modelo que escoja el entrevistador, debemos comportarnos de una forma o bien otra.

Podéis ver mejor los modelos de entrevista en este esquema.

Tipos de entrevista

Como se comporta el entrevistador

Como debo responder

Directa o bien dirigida

Preguntas preestablecidas

Respuestas cortas y concretas

Indirecta o bien abierta

Preguntas generales

Nos dejase charlar , vamos a hablar de nosotros, del último trabajo…

Mixta

Preguntas largas y cortas

Respuestas donde debes extenderte y preguntas muy concretas

De tensión

Preguntas tensas personales

Respuestas que debes sostener la calma, te va a hacer sentir violento

Según la cantidad de entrevistados puede ser individual (solo con el entrevistador), puede ser de panel (múltiples entrevistadores de un mismo departamento) y de grupo (múltiples aspirantes y uno o bien múltiples entrevistadores).

Os dejamos la información de como debemos comportarnos en todos y cada instante de la entrevista; antes, a lo largo de y después.

Antes de la entrevista ¿Qué debo preparar?

Antes de encararnos a la entrevista, debemos prepararnos y dedicar tiempo a la futura entrevista, este paso es esencial para probar el interés por el puesto y mostrarnos como de los mejores aspirantes a la oferta de trabajo a la que aspiramos.

Debemos conocer la política de la empresa y el puesto al que vamos a aspirar, vamos a repasar las destrezas, experiencia y capacitación, debemos llevar copia del CV, el que debemos conocer de forma perfecta, vamos a preparar nuestros puntos enclenques y fuertes y los razonamientos que defenderemos en este tema, comprobaremos nuestra presencia, vamos a cuidar nuestra ropa y complementos, seremos puntuales a la hora que nos han citado…

En terminante, preparar la entrevista como el entrevistador va a preparar todo cuanto desea saber de nosotros.

¿Qué ropa llevo?

Este aspecto es esencial, cuidar nuestra presencia probará tanto como nuestro CV, debemos detenernos a seleccionar lo que nos ponemos, se aconseja llevar prendas reservadas y pocos complementos, tanto si eres hombre o bien mujer.

Cuidaremos nuestra higiene, las uñas, la barba, pelo limpio y peinado y perfumes suaves.

Debes estar cómodo, no emplear prendas grandes o bien justísimas, todas y cada una de las prendas habrán de estar planchadas, debemos dar una imagen reservada, tradicional y limpia.

Cuidaremos los colores, no usaremos colores muy atractivos, el primer impacto es definitivo y va a marcar el trascurso de la entrevista.

De camino a la entrevista

La entrevista empieza ya antes de estar frente a frente con el entrevistador, cuando estemos de camino y cerca ya del sitio de la entrevista vamos a deber sostener las formas, proyectar una imagen afable y profesional, jamás sabemos si el entrevistador va a estar en su despacho o bien en la escalera de la compañía.

Cuidaremos el tiempo, debemos llegar sosegados, enmudecer el móvil, nos vamos a fijar en el diseño del sitio y de los carteles que podamos toparnos nos pueden aportar información de la compañía, todo el personal que hallemos en el sitio lo vamos a tratar tal y como si fuera el entrevistador, podemos ocasionar buena o bien mala impresión asimismo al resto de los trabajadores, estos son contactos directos con el futuro jefe o bien jefe. Las primeras impresiones son esenciales, la manera verbal y no verbal afirma todo de nosotros.

Debemos prepararnos para sostener el inicio de la conversación, las primeras palabras produjeran esa química que den calma y confianza, vamos a pensar en ciertos temas que sean común a la compañía, sostener una charla fluida, podemos seleccionar charlar de los proyectos que efectúa la compañía, si terminan de publicar alguna memoria en los medios o bien redes sociales.

En esta charla inicial, vamos a poder jugar en nuestro favor, incidiendo en nuestras habilidades o bien propósitos conforme charlamos de otros temas, debemos tener preparadas ciertas contestaciones a las preguntas más frecuentes que pueden efectuar.

Durante la entrevista ¿De qué forma debo comportarme?

Como afirmamos al final del punto precedente, crear una buena impresión es de vital relevancia, el futuro empresario empezara a valorarte desde el instante que os saludéis, dar la mano y como sentarse empiezan esta fase.

El saludo

Saludar al entrevistador ha de ser de forma convencional tratándole de , no vamos a ser los primeros en extender la mano, saludaremos con un apretón de manos suave y mirándole a los ojos sin atemorizar.

No tutearemos hasta el momento en que no nos lo afirmen, de igual modo no nos vamos a sentar hasta el momento en que nos lo indique, vamos a estar atentos y simpáticos, nos vamos a sentar derechos y también intentaremos no ponernos inquietos, los gestos señalan la seguridad o bien no ahora.

Dejaremos que tome la iniciativa de la charla, sin interrumpir, no charlar demasiado ni ser realmente breves, las preguntas que nos hagan nos van a dar pie a que seamos o bien no extensos en las contestaciones, vamos a cuidar el lenguaje, si bien en ocasiones el entrevistador nos va a poner en situaciones más inquietas para revisar nuestras contestaciones.

Pensar nuestras respuestas

Responderemos clara y brevemente, no utilizaremos expresiones tajantes, monosílabos o bien evasivas con un tono adecuado, relajado y sin chillar. Diremos siempre y en todo momento la verdad, nos preguntaran sobre nosotros mismos, sobre la capacitación, experiencia y logros de nuestros trabajos precedentes.

Mostraremos entusiasmo por el puesto desde el primer instante, nos vamos a alegrar de estar en la entrevista, no vamos a hablar mal de las compañías viejas ni nos negaremos a responder alguna pregunta sobre la compañía precedente, controlaran nuestro control sensible.

Incluiremos palabras que den seguridad, con los desafíos, la experiencia, el compromiso, la estabilidad, no usaremos oraciones que den inseguridad. Pensaremos la contestación concisamente para contestar son seguridad y no charlar de más y poder cometer algún fallo.

Comunicación no verbal

El lenguaje anatómico transmite igual que nuestro lenguaje verbal, los movimientos que efectuemos transmiten información de lo que deseamos o bien decimos.

Cuidaremos el saludo (un apretón de manos no demasiado fuerte), vamos a mirar a los ojos sin ser violentos, sin bajar la mirada o bien parecer distraído, no vamos a olvidar sonreír, sobre todo al saludar y al despedirnos, nos vamos a sentar en la silla erguidos y comodamente, sin dar la sensación de estar incomodo o bien tenso, no invadiremos el espacio del entrevistador con nuestras manos ni nos acercaremos demasiado, no vamos a cruzar los brazos, al charlar nos vamos a apoyar con los ademanes de las manos para fortalecer el mensaje, no vamos a mirar el reloj, ni nos vamos a tocar el pelo de manera constante, vamos a apagar el móvil, si respondiéramos a una llamada mostraríamos poco interés por la entrevista, controlaremos el aspecto físico y la indumentaria para dejar una buena impresión.

Cuidaremos los nervios a fin de que no nos traicionen, es muy normal que en estas situaciones nos pongamos inquietos por salir lo pero favorecidos de la entrevista, los síntomas pueden traicionarnos, como charlar veloz o bien tartamudear, jugar continuamente con objetos o bien enseñar mirada perdida para no coincidir las miradas y ponernos incomodos.

Después de la entrevista ¿Qué hago al terminar?

Después de ser entrevistados, si hemos acordado mandar documentación para acreditar nuestros méritos, podemos aprovechar para anexar una carta de agradecimiento, si aguardamos una lista o bien llamada para saber si somos contratados o bien no, no debemos hacerlo con insistencia.

Sobre todo, toda vez que tengas una entrevista, autoevalúate, debemos aprender de nuestra experiencia para encarar nuevas entrevistas.

Os dejamos el resumen de los tres momentos a los que nos enfrentaremos en una entrevista.

Antes

Durante

Después

Conocer la empresa; historia, proyectos…

Dejar empezar al entrevistador.

Despedirse con buenos modales.

Memorizar el CV

Ser afable, cuidar el lenguaje.

Envío de la carta de agradecimiento

Preparar la ropa y complementos.

Cuidar el lenguaje no verbal; sentarnos, movimiento de las manos…

Autoevaluarnos

Preparar las preguntas más incomodas

Cuidar los nervios.

No llamar continuamente si hemos sido escogidos.

Llevar documentos que acrediten nuestra experiencia y capacitación.

Hacer preguntas sobre el puesto.

Preparar la segunda entrevista

Ser puntuales

Mostrarnos pacientes en las preguntas más íntimas.

Deja un comentario