¿Qué pasa si he solicitado el Ingreso Mínimo Vital o ya lo estoy cobrando y encuentro trabajo?

Podrás continuar gozando del ingreso mínimo vital (IMV), que solamente se reducirá al tomar en consideración tus mayores ingresos, siempre y cuando no superes la cuantía estipulada. No obstante, va a existir un complemento o bien “estímulo al empleo”: una una parte de esos nuevos ingresos que consigas no computarán para el cálculo de la prestación. De este modo, se garantizará que tus ingresos totales finales (sueldo o bien ingresos como autónomo/a + IMV) sean mayores.

Esto se hace para no desincentivar la inserción laboral y eludir la «trampa de la pobreza»: seleccionar entre admitir un empleo o bien cobrar una prestación.

En tal caso, la única obligación que tienes es la de informar a la Seguridad Social del cambio en tu situación.

De cualquier modo tendrías derecho a los atrasos íntegros generados desde el 1 junio hasta el momento en que comenzases a trabajar, toda vez que hayas presentado la petición (y cumplieses los requisitos) ya antes del 1 de enero de dos mil veintiuno.

Un Articulo de Ángel Verdugo del grupo: PRESTACIONES SEGURIDAD SOCIAL

Deja un comentario