¿Que se considera alumnado con necesidad específica de apoyo educativo?

La Ley Orgánica 2/2006, de tres de mayo, de Educación, define al estudiantado con necesidades concretas de apoyo educativo, a aquellos pupilos con contrariedades de aprendizaje:

  • Por necesidades educativas singulares.
  • Por altas capacidades intelectuales.
  • Por haberse incorporado tarde al sistema educativo.
  • Por condiciones personales o bien de historia escolar.

Son pupilos que requieren una atención diferente a la ordinaria para desarrollar sus capacidades personales y lograr los objetivos establecidos.
 
aula
 
Los pupilos que presentan dificultades concretas de aprendizaje (DEA) en uno o bien más procesos de adquisición y empleo de habilidades de escucha, habla, lectura, escritura,… Que presentan déficit psíquico, sensorial, motor o bien sensible o bien inconvenientes socioculturales, precisan una intervención temprana, para reducir el descalabro escolar. Mejorando el desempeño escolar de los pupilos con DEA.

Intervención Educativa

Los centros de educación deben adoptar medidas de atención a la diversidad, intentando una atención adaptada a cada pupilo, permitiéndoles ejercer su autonomía.

Para ello precisan profesionales que dirijan a los pupilos:

  • Maestros especialistas en Pedagogía Terapéutica.
  • Maestros especialistas en Audición y Lenguaje.
  • Maestros especialistas en Audición y Lenguaje conocedores de la Lengua de Signos.
  • Monitores de Educación Especial.
  • Equipo de Orientación Educativo (EOE).

Los alumnos con necesidades educativas, habitualmente precisan asimismo recursos materiales, como puede ser un moblaje ergonómico, y ayudas técnicas, para promover la comunicación, movilidad, control postural,…

De ahí la relevancia de la detección y evaluación temprana, para efectuar una intervención conveniente a cada pupilo y también involucrar a la familia en el proceso de aprendizaje, proporcionándoles información y asesoramiento, facilitando la participación de los progenitores a través del AMPA, Consejo Escolar, Tutorías,…

¿De qué forma advertir a un pequeño con necesidades educativas?

 

  1. En el instante de inscripción del pequeño en la escuela, sí los progenitores son conocedores de las necesidades que tendrá su hijo, se puede dar un certificado del pediatra.
  2. En la entrevista inicial con los padres, que se efectúa ya antes del comienzo del curso, donde los progenitores pueden dialogar con el enseñante sobre el comportamiento de su hijo, situación familiar que pueda afectar al aprendizaje,… a fin de que el tutor tome anotaciones y las tenga presente en el proceso educativo.
  3. En el aula, trabajando con el pequeño de forma adaptada, en pequeños conjuntos y de forma individual. En el instante que el enseñante advierta algún inconveniente, va a deber informar a los progenitores, puesto que el diagnostico, lo va a deber dar un pediatra, psicopedagogo, sicólogo,… Y cuando se tenga el diagnostico, desde el centro de educación se realizarán las estrategias educativas más convenientes a sus necesidades.

Ayudas para ACNEAE

Desde la Web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, se puede pedir desde el día 1 de Agosto de dos mil quince, las “ayudas destinadas a colaborar con los gastos que la educación del alumno genera para sus familias.”

Estas ayudas son para aquellos pupilos que tengan necesidades derivadas de:

  • Una discapacidad.
  • Un trastorno grave de conducta.
  • Una alta capacidad.

Con esta ayuda se pretende asegurar que los estudiantes no abandonen los estudios por motivos económicos, asegurando la igualdad de ocasiones.

 

“No se trata de tener derecho a ser iguales sino de tener igual derecho a ser diferentes”.

 

Fuentes:

Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria AEPap

Deja un comentario