Se amplia la prorroga de los ERTE y se crean 2 nuevos tipos

El Gobierno así como la patronal y los agentes sociales han conseguido un acuerdo, cerrando de esta manera un pacto, para la extensión de los ERTE hasta el 31 de enero de 2021. Esta sería la cuarta renovación de las ayudas para empresas y trabajadores perjudicadas por la pandemia de la COVID-diecinueve.

La CEOE y CEPYME por último han admitido sumarse a este acuerdo, que se va a ver plasmado en un real decreto ley que el Consejo de Ministros aprobará este martes. El pacto llega a tiempo puesto que el plazo de la negociación vencía este miércoles treinta de septiembre.

A continuación repasaremos los puntos clave de dicha negociación.

Dos nuevos géneros de ERTE

El nuevo esquema desarrollado por el Gobierno distingue 2 géneros de ERTES:

El pacto elimina la figura de los «ERTE por rebrote», que se reemplazan por otras 2 modalidades. Por un lado, los «ERTE de óbice de la actividad», al que se van a poder acoger aquellos ámbitos que no pueden desarrollar su actividad por las limitaciones impuestas. Por ejemplo, el ámbito del ocio nocturno.

En segundo sitio, se crea la figura del «ERTE de restricción de actividad», que va a ir destinado a aquellas empresas que vean registrada una caída de la actividad a consecuencia de las limitaciones impuestas por una autoridad local, autonómica o bien estatal. Por ejemplo, las restricciones de horario o bien la reducción de aforos en la hostelería.

Por último se prorrogan los conocidos ERTE a la fuerza mayor, que se aplicaban al turismo.

Empresas fuera de la lista

Las empresas que no estén en esa lista de CNAE, el Gobierno ha abierto la posibilidad de acogerse a un ERTE a la fuerza mayor, teniendo como requisito la obligación de acreditar que su actividad depende de una compañía que sí está en tal lista. Para acceder a esta ayuda van a deber poder demostrar que el cincuenta% o bien más de su facturación dependen de una firma en ERTE por ámbitos.

Empresas que se hallan acogidas a ERTE

Las empresas que hoy en día se hallen ya en ERTE también van a poder a acceder a las nuevas ayudas. Siempre y cuando se cumplan los requisitos, la compañía va a deber extinguir su actual expediente y presentar uno nuevo, bajo las nuevas condiciones, y siendo notificado al SEPE.

Este cambio de expediente implica que se vuelve a poner a 6 meses el contador que prohíbe a las compañías despedir a un empleado y empezará a correr nuevamente una vez la compañía desafecte al primer trabajador.

Cuantía de las ayudas

La cuantía de la prestación dependerá del género de ERTE y del tamaño de la empresa. En el caso de los «ERTE de óbice de la actividad», Estas empresas asimismo se favorecerán de exoneraciones hasta el treinta y uno de enero de dos mil veintiuno del cien % si la plantilla era inferior a cincuenta trabajadores hasta febrero del actual año y del noventa % si era superior. La exoneración de cuotas va a durar lo que dure el «ERTE de óbice de la actividad».

En el caso de los «ERTE de restricción de actividad», Las exoneraciones en un caso así van a ser, para empresas con menos de cincuenta trabajadores en plantilla, del cien % en el mes de octubre, del noventa % en el mes de noviembre, del ochenta y cinco % en el último mes del año y del ochenta % en el primer mes del año. Mientras, para aquellas con más de cincuenta trabajadores, los porcentajes dismuyen un diez % respectivamente.

El cobro proseguirán siendo del 70% de la base reguladora del salario y se evita que estas caigan hasta el cincuenta% pasados los 6 meses en ERTE.

Consumir derecho a paro

Por último, parece que las personas en ERTE no consumirán su derecho a paro. Según el Gobierno, se ha prorrogado el llamado «contador a cero» hasta el dos mil veintiuno y asegura que todo trabajador el día de hoy en ERTE y que en un futuro sea despedido va a tener derecho a cobrar el paro a lo largo de todo el año dos mil veintiuno.

Fuente: Ministerio de trabajo (Nota de prensa)

Deja un comentario