Se valoraran los ingresos de los últimos tres meses en las solicitudes del ingreso mínimo vital

Este martes se ha presentado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. El como va a estar acompañado de reformas para ampliar el número de adjudicatarios del ingreso mínimo vital (IMV).

Modificaciones

Podemos estimar que son 5 los puntos esenciales que se han cambiado, y que ahora vamos a desarrollar.

1. Posibilidad permanente de pedir el IMV teniendo presente los ingresos del año en curso:

Se dejará solicitar la prestación a aquellas personas que cumplan los requisitos de caída de ingresos y patrimonio en los 3 meses precedentes a la petición, en vez de que esta situación de pobreza sobrevenida deba sostenerse a lo largo de todo el año precedente. Se tendrán presente los ingresos de los meses pasados a lo largo del año en curso para poder otorgar la ayuda, una medida que se está aplicando provisionalmente hasta dos mil veintiuno mas que ahora se hace permanente. Esto quiere decir que las familias no deberán aguardar a que acabe el año en el que han perdido sus ingresos para poder pedir el ingreso mínimo vital, sino van a poder solicitarlo en cualquier instante del año.

2. Se dejará que haya más de 2 titulares del IMV en un mismo domicilio.

Hasta ahora las ayudas se limitaban a una persona por cada familia, si bien con cuantías crecientes dependiendo del número de miembros. Esto va a facilitar el acceso a la prestación a personas que compartan domicilio con personas diferentes a su unidad familiar.

3. Los Servicios Sociales van a poder acreditar ciertos requisitos precisos.

Los servicios sociales van a poder revisar si se cumplen ciertos requisitos demandados para percibir la ayuda, lo que favorecerá, por servirnos de un ejemplo, a quienes viven compartiendo piso mas no guardan relación familiar con sus convivientes, personas sin hogar, transeúntes, personas en asentamientos, etc.

4. Reducción a 2 los años de vida independiente a acreditar por los menores de treinta años.

De los 3 años actuales que se solicitan ahora se pasa a un par de años, lo que implica que los menores de treinta años deberán probar que llevan cuando menos veinticuatro meses independizados para poder tener derecho a la prestación. Esa reforma está pensada, por servirnos de un ejemplo, para jóvenes que se queden en paro y no hayan conseguido cotizar lo bastante para poder acceder a una prestación de desempleo.

5. Se extiende a las personas con discapacidad el plus económico y se atenderá situaciones inusuales que ahora quedan sin cobertura.

Las personas con discapacidad van a mejorar su situación comparando la prestación en un caso así a la que perciben los hogares monoparentales adjudicatarias de la ayuda. Además, se procurará atender situaciones inusuales que ahora quedan sin cobertura. Como la de los personas que hayan estado bajo la tutela de la Entidades Públicas de protección de menores en los 3 años precedentes a la mayor parte de edad. Que cuando cumplen la mayor parte de edad no pueden acceder al ingreso mínimo vital hasta los veintitres años.

Subida del Ingreso Mínimo Vital

Otro dato esencial a tratar es el aumento on line con el aumento previsto en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado, para las pensiones no contributivas de la Seguridad Social.

El incremento va a ser de un uno con ocho%, el doble que el resto de pensiones del sistema, lo que va a quedar en 470 euros mensuales en 2021.

El IMV se calcula basándonos en estas posibilidades y por consiguiente, se elevarán en exactamente la misma proporción caso de que las cuentas superen de forma exitosa la tramitación parlamentaria.

Según la normativa que regula el IMV, la renta garantizada para un hogar unipersonal es el equivalente al 100% del importe anual de las pensiones no contributivas de la Seguridad Social actual en todos y cada instante, dividido por doce pagas. Esto supone que esa cantidad, que en dos mil veinte es de cuatrocientos sesenta y uno con cincuenta euros mensuales, redondeado a cuatrocientos sesenta y dos, va a subir hasta los cuatrocientos setenta euros el próximo año, en base al impulso del uno con ocho% que se dará a las pensiones no contributivas que perciben cuatrocientos cincuenta pensionistas. El importe de la renta mínima se acrecienta dependiendo de la composición de la unidad de convivencia a través de la aplicación de unas escalas de aumentos. Que actualmente alcanzan un máximo de 1.015,30 euros, con lo que se elevarán hasta los 1.033,6 euros.

Este incremento de las cuantías ya se anticipo en el plan presupuestario remitido a Bruselas el pasado quince de octubre, en el que figura una factura de 3.000 millones de euros por este término para el año próximo dos mil veintiuno.

No pero contratiempos

Ante estas últimas modificaciones, solo nos queda aguardar que funcionen en el momento de aplicarlos en la práctica, y que no produzcan más incidentes o bien aun mayor saturación frente a la posibilidad de que se delegue demasiado en los servicios sociales. Que, como bien sabemos, están sobresaturados y faltos de personal y recursos.

Además, sería muy ventajoso si estas nuevas aplicaciones al IMV llegaran acompañadas del ansiado desatasco en la tramitación de las peticiones que tanto nos han prometido. Y que, hasta el instante, no se ha cumplido en la medida de lo preciso.

Deja un comentario