Se valoraran los ingresos de los últimos tres meses en las solicitudes del ingreso mínimo vital

Este martes se ha presentado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. El cual estará acompañado de reformas para ampliar el número de beneficiarios del ingreso mínimo vital (IMV).

Modificaciones

Podemos considerar que son cinco los puntos importantes que se han modificado, y que a continuación vamos a desarrollar.

1. Posibilidad permanente de solicitar el IMV teniendo en cuenta los ingresos del año en curso:

Se permitirá pedir la prestación a aquellas personas que cumplan los requisitos de caída de ingresos y patrimonio en los tres meses anteriores a la solicitud, en lugar de que esta situación de pobreza sobrevenida tenga que mantenerse durante todo el año anterior. Se tendrán en cuenta los ingresos de los meses transcurridos durante el año en curso para poder conceder la ayuda, una medida que se está aplicando temporalmente hasta 2021 pero que ahora se hace permanente. Esto significa que las familias no tendrán que esperar a que acabe el año en el que han perdido sus ingresos para poder solicitar el ingreso mínimo vital, sino que podrán pedirlo en cualquier momento del año.

2. Se permitirá que haya más de dos titulares del IMV en un mismo domicilio.

Hasta ahora las ayudas se limitaban a una persona por cada familia, aunque con cuantías crecientes en función del número de miembros. Esto facilitará el acceso a la prestación a personas que compartan domicilio con personas distintas a su unidad familiar.

3. Los Servicios Sociales podrán acreditar algunos de los requisitos necesarios.

Los servicios sociales podrán comprobar si se cumplen algunos de los requisitos exigidos para recibir la ayuda, lo que beneficiará, por ejemplo, a quienes viven compartiendo piso pero no tienen relación familiar con sus convivientes, personas sin hogar, transeúntes, personas en asentamientos, etc.

4. Reducción a dos los años de vida independiente a acreditar por los menores de 30 años.

De los tres años actuales que se piden ahora se pasa a dos años, lo que implica que los menores de 30 años tendrán que demostrar que llevan al menos 24 meses emancipados para poder tener derecho a la prestación. Esa reforma está pensada, por ejemplo, para jóvenes que se queden en paro y no hayan logrado cotizar lo suficiente para poder acceder a una prestación de desempleo.

5. Se extiende a las personas con discapacidad el plus económico y se atenderá situaciones excepcionales que ahora quedan sin cobertura.

Las personas con discapacidad mejorarán su situación equiparando la prestación en este caso a la que perciben los hogares monoparentales beneficiarias de la ayuda. Además, se buscará atender situaciones excepcionales que ahora mismo quedan sin cobertura. Como la de los personas que hayan estado bajo la tutela de la Entidades Públicas de protección de menores dentro de los tres años anteriores a la mayoría de edad. Que cuando cumplen la mayoría de edad no pueden acceder al ingreso mínimo vital hasta los 23 años.

Subida del Ingreso Mínimo Vital

Otro dato importante a tratar es el incremento en línea con el incremento previsto en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado, para las pensiones no contributivas de la Seguridad Social.

El aumento será de un 1,8%, el doble que el resto de pensiones del sistema, lo que quedará en 470 euros mensuales en 2021.

El IMV se calcula en base a estas prestaciones y por tanto, se elevarán en la misma proporción en caso de que las cuentas superen con éxito la tramitación parlamentaria.

Según la normativa que regula el IMV, la renta garantizada para un hogar unipersonal es el equivalente al 100% del importe anual de las pensiones no contributivas de la Seguridad Social vigente en cada momento, dividido por 12 pagas. Esto supone que esa cifra, que en 2020 es de 461,50 euros mensuales, redondeado a 462, subirá hasta los 470 euros el año que viene, en base al impulso del 1,8% que se va a dar a las pensiones no contributivas que perciben 450.000 pensionistas. El importe de la renta mínima se incrementa en función de la composición de la unidad de convivencia mediante la aplicación de unas escalas de incrementos. Que en la actualidad alcanzan un máximo de 1.015,30 euros, por lo que se elevarán hasta los 1.033,6 euros.

Este incremento de las cuantías ya se anticipo en el plan presupuestario remitido a Bruselas el pasado 15 de octubre, en el que figura una factura de 3.000 millones de euros por este concepto para el próximo año 2021.

No mas contratiempos

Ante estas últimas modificaciones, solo nos queda esperar que funcionen a la hora de aplicarlos en la práctica, y que no generen más contratiempos o incluso mayor saturación ante la posibilidad de que se delegue demasiado en los servicios sociales. Que, como bien sabemos, están saturados y faltos de personal y recursos.

Además, sería muy beneficioso si estas nuevas aplicaciones al IMV llegasen acompañadas del ansiado desatasco en la tramitación de las solicitudes que tanto nos han prometido. Y que, hasta el momento, no se ha cumplido en la medida de lo necesario.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email