Servicio Gallego de apoyo a la movilidad personal

El Diario Oficial de Galicia ha publicado la nueva norma que regulará el Servicio Gallego de Apoyo a la Movilidad Personal de personas con discapacidad o en situación de dependencia cuyas circunstancias les impiden el uso del transporte público colectivo. De esta forma, se pone a su disposición un transporte adaptado que les permita el desplazamiento en las mejores condiciones de seguridad al mismo tiempo que me promociona su autonomía personal.

¿Quién puede ser usuario de este servicio?

Podrán solicitar el reconocimiento de la condición de usuario del servicio aquellas personas a las que se le haya reconocido la imposibilidad de usar el transporte público colectivo por razón de su discapacidad y/o dependencia y, del mismo modo, tengan reconocida dicha situación de dependencia en cualquiera de sus grados o una discapacidad igual o superior al 75%.

Excepcionalmente podrán ser reconocidos como usuarias personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% e inferior a 75% siempre que así se aconseje en el informe social unificado.

Prioridad en el uso del servicio en función de la naturaleza del transporte:

Existen determinados desplazamientos que tienen prioridad sobre los otros a la hora de conceder el uso del servicio. Así, dicha orden de prioridad es:

  1. Acudir a consultas médicas, siempre que el traslado no sea competencia del servicio sanitario y que exista una cita previa confirmada.

  2. Traslados a centros asistenciales del sistema gallego de servicios sociales que presten servicios de alojamiento y no cuenten con servicio de transporte. Así, dentro de esa categoría contarán con mayor prioridad el traslado a aquellos centros financiados con fondos públicos.

  3. Traslado a actividades educativas y formativas que favorezcan la integración laboral y la promoción de la autonomía personal, cuando el desplazamiento no sea competencia del servicio público educativo.

  4. Desplazamiento a actividades relacionadas con el cuidado personal, tanto terapéuticas como rehabilitadoras.

Siempre que estén cubiertas las prioridades y existan medios, podrá emplearse el servicio para realizar gestiones administrativas o legales o para acudir a actividades culturales, deportivas o sociales.

Los desplazamientos se realizarán en el entorno más próximo del usuario, salvo casos excepcionales que deberán ser autorizados por el órgano superior competente en la atención de personas con discapacidad o en situación de dependencia. Del mismo modo, también con carácter excepcional y tras la autorización de dicho órgano, los usuarios podrán ir acompañados de un familiar o persona responsable, cuando las circunstancias lo hagan necesario.

Así, podrá fijarse una intensidad máxima del uso del servicio por persona a partir de la cual se dará prioridad a aquellas personas que todavía no han alcanzado dicho máximo.

¿Cómo se solicita el reconocimiento de la condición de usuario?

El procedimiento para que se reconozca la condición de usuario se inicia por solicitud de la persona interesada o de su representante legal. Dicha solicitud, que se presentará preferentemente por vía telemática, irá destinada a la Xefatura Territorial de la Consellería de Traballo e Benestar de la provincia de residencia de la persona, y deberá ir acompañada de la siguiente documentación:

  • Fotocopia compulsada del DNI/NIE del solicitante y certificado de empadronamiento, no necesario en caso de autorizar al órgano instructor para que compruebe los datos personales por vía telemática.

  • Si el solicitante es menor de edad y no tiene DNI, copia compulsada del libro de familia, incluida la hoja donde figura el nombre del beneficiario.

  • Certificación del grado de discapacidad y de dependencia en caso de que no hayan sido expedidos por la Comunidad Autónoma de Galicia.

  • De ser el caso, acreditación de la representación que se tiene de la persona solicitante y copia compulsada del DNI/NIE, salvo que se autorice al órgano instructor para que compruebe dichos datos por vía telemática.

La Xefatura Territorial remitirá el expediente a la Subdirección Xeral de Promoción da Autonomía Persoal e Prevención da Dependencia, que emitirá una propuesta de resolución.

Finalmente, dicha resolución será dictada por el órgano superior competente en atención a personas con discapacidad o en situación de dependencia, resolución que deberá dictarse en el plazo máximo de cinco meses tras la presentación de la solicitud.

El silencio administrativo será entendido como denegatorio de la condición de usuario del servicio.

Finalmente, cabe destacar que a las personas reconocidas como usuarias antes de la entrada en vigor de esta norma, no se le aplicarán los requisitos para ser beneficiarias contempladas en esta.

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email