Subsidio por desempleo

Si has trabajado menos de un año puedes acceder a un subsidio por desempleo, mas hay que tener en consideración que la duración está dependiendo del número de meses cotizados y de si tienes o bien no responsabilidades familiares.

Requisitos 

  • Estar desempleado o bien desempleada y en situación legal de desempleo.
  • Estar anotado como demandante de empleo, sostener dicha inscripción a lo largo de todo el periodo de percepción y subscribir el compromiso de actividad
  • Haber cotizado en un régimen de la Seguridad Social que contemple la contingencia de desempleo por lo menos, tres meses si tienes responsabilidades familiares o bien seis meses si no las tienes, y no tener cubierto el periodo mínimo de cotización de trescientos sesenta días para tener derecho a una prestación contributiva.
  • Carecer de rentas de cualquier naturaleza superiores al setenta y cinco % del sueldo mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de 2 pagas excepcionales (datos para este año).

Si eres mayor de cincuenta y cinco años, estás en tu derecho a percibir el Subsidio por desempleo para trabajadores mayores de 55 años.

En en caso de que hayas efectuado trabajos a tiempo parcial, vas a deber aportar los contratos en los que se refleje el número de días de trabajo por semana.

Tendrás que tener en consideración que:

Si interrumpiste el cobro de una prestación contributiva para trabajar este último periodo de menos de trescientos sesenta días, debes pedir la reanudación de dicha prestación.

Si interrumpiste un subsidio por desempleo para trabajar menos de doce meses deberás reiniciarlo, mas si no es la primera vez que lo suspendes, tienes múltiples periodos trabajados y entre todos suman trescientos sesenta días o bien más, debes pedir una nueva prestación contributiva por desempleo.

Duración

La duración está dependiendo del número de meses cotizados y de si tienes o bien no responsabilidades familiares.

  • En el presunto de que tengas responsabilidades familiares:
  1. 3, cuatro o bien cinco meses, si has cotizado tres, cuatro o bien cinco meses, respectivamente.
  2. 21 meses, si has cotizado seis o bien más meses (en este supuesto, el derecho se va a reconocer por 6 meses, prorrogables por iguales periodos hasta su duración final).
  • En el presunto de que no tengas responsabilidades familiares, seis meses si has cotizado seis o bien más meses.

La duración del subsidio, en el caso de personas trabajadoras fijas intermitentes, va a ser equivalente al número de meses cotizados por desempleo en el año precedente a la petición.

Las cotizaciones que sirvieron para el nacimiento de este subsidio no van a poder ser tenidas en cuenta, en una situación legal de desempleo siguiente, para el reconocimiento de un nuevo derecho a prestación de nivel contributivo o bien asistencial.

Cuantía

La cuantía mensual del subsidio por desempleo es igual al ochenta % del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) (Datos para este año).

En el caso de pérdida de trabajo a tiempo parcial, dicha cuantía se va a percibir en proporción a las horas anteriormente trabajadas en el último contrato.

Durante la percepción del subsidio, la entidad gestora ingresará las cotizaciones a la Seguridad Social pertinentes a las posibilidades de asistencia sanitaria y, en su caso, protección a la familia.

En el presunto del subsidio por desempleo para trabajadores mayores de cincuenta y cinco años, la entidad gestora va a deber cotizar, además de esto, por la contingencia de jubilación.

A las personas trabajadoras fijas intermitentes mayores de cincuenta y cinco años se les cotizará asimismo por jubilación. Si son menores de cincuenta y cinco años y han acreditado un periodo de ocupación cotizada de ciento ochenta o bien más días, la entidad gestora ingresará las cotizaciones a la Seguridad Social pertinentes a la contingencia de jubilación a lo largo de un periodo de sesenta días, desde la data en que nazca el derecho al subsidio.

A efectos de determinar la cotización de los presuntos señalados en los apartados precedentes, se va a tomar como base de cotización el máximo mínimo de cotización actual en todos y cada instante.

El pago del subsidio por desempleo se efectuará, salvo salvedades, a través de el abono en la cuenta de la entidad que señales, siempre y cuando seas titular de exactamente la misma.

Documentación a entregar

La documentación que debes aportar es la siguiente:

  • Modelo oficial de petición.
  • Hoja informativa para el trámite de tu solicitud
  • Identificación del demandante y de los hijos o bien hijas que conviven o bien están a su cargo y que figuren en la petición (va a bastar con la exhibición de los documentos):
  • Españoles: Documento Nacional de Identidad (documento de identidad)
  • Extranjeros residentes en España:
  1. Comunitarios: Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE) o bien Número de Identidad de Extranjeros con el pasaporte.
  2. No comunitarios: Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE) y el pasaporte.
  • Cualquier documento bancario en el que figure el número de cuenta de la que seas TITULAR y donde desees percibir la prestación.
  • Libro de Familia o bien documento equivalente en el caso de extranjeros.
  • Certificado de empresa en el que se acredite la situación legal de empleo (si no ha sido mandado por la compañía al SEPE). Solo en aquellas situaciones en las que el certificado de empresa no fuese suficiente para acreditar la situación legal de desempleo, es preciso aportar otro documento acreditativo que corresponda.
  • Justificante de las rentas, si lo pide la entidad gestora.
  • Más información sobre la documentación aportar

Tramitación

La petición va a deber presentarse en el plazo de quince días hábiles que comienza a contar desde el día después a la situación legal de desempleo, a través de:

  • Página web de la sede electrónica del SEPE
  • En la oficina de prestaciones
  • En cualquier oficina de registro público o
  • Por correo administrativo.

Puedes conseguir más información en el teléfono de atención al ciudadano novecientos uno ciento diecinueve novecientos noventa y nueve.

 

Deja un comentario