Violencia de género

La ley de prevención y protección integral contra la violencia sexista, considera violencia de produzco, a la manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres , se ejercita sobre estas por el hecho de serlo.

Violencia física:

Acto de fuerza contra el cuerpo de la mujer con resultado o bien peligro de de generar lesión física por quien este o bien haya estado ligado a ella por relación cariñosa incluso sin convivencia. Tendrán la consideración  de actos de violencia física contra la mujer los ejercidos  por hombres en su ambiente familiar o bien en su ambiente social y/o laboral.

Violencia psicológica:  

Incluye toda conducta, verbal y no verbal, que genere en la mujer desvalorización o bien sufrimiento, por medio de amenazas, vejaciones, humillaciones, demanda de obediencia, sumisión, insultos, culpabilización, restricciones en el campo de la libertad,aislamiento ejercida  por quien este o bien haya estado ligado a ella por relación cariñosa incluso sin convivencia. Tendrán la consideración  de actos de violencia física contra la mujer los ejercidos  por hombres en su ambiente familiar o bien en su ambiente social y/o laboral.

Violencia económica:

Incluye la privatización intencionada de recursos para el bienestar físico y sicológico.

Violencia sexual y abusos sexuales:

Incluye cualquier acto de naturaleza, sexual forzada o bien no permitida por la mujer,mediante la fuerza o bien la intimidación de relaciones íntimas no permitidas y el abuso sexual, independientemente de que el atacante guarde o bien no relación conyugal, de pareja, cariñosa o bien de parentesco con la victima.

Patrones de conducta de relaciones de dominación y control

  • Si no aguanta a tus amigos/as y prefiere que quedéis siempre y en toda circunstancia los 2 en solitario.
  •  Si siempre y en toda circunstancia es quien decide en qué momento quedar, a qué hora, dónde…
  •  Si te afirma que no le agrada que vayas a parte alguna sin él y te lo justifica diciendo que no puede estar sin ti.
  •  Si controla tu forma de vestir, maquillarte, charlar o bien comportarte.
  • Si se muestra protector y paternal cara ti diciendo cosas como: «yo sé lo que es bueno para ti», » sé lo que te conviene»…
  • Si para lograr lo que desea hay veces en que te hace sentir culpable.
  • Si te coacciona si no deseas sostener relaciones con él, poniendo en duda tus sentimientos hacia él.
  •  Si te hace responsable de su infelicidad.
  •  Si «le pone de los nervios» que le lleves la contraria.
  • Si te afirma que sería «capaz de cualquier cosa» si le dejases.
  • Si en ocasiones «se calienta» y te afirma que le entran ganas de pegarte.
  •  Si no aguanta no saber lo que haces durante el día.
  •  Si precisa saber todo cuanto afirman tus colegas de él.
  • Si procura tener controlado tu móvil para saber con quién charlas.
  • Si tiene la impresión de que le estás provocando a fin de que «salte».
  • Si no se fía de lo que le cuentas y lo verifica.
  • Si le cuesta mucho excusarse, y más si es frente a ti.
  • Si siente que, como hombre, debe resguardar a las mujeres.
  • Si no está presto a ocuparse a las labores de la casa y se escaquea todo el tiempo logrando que le den todo hecho.
  •  Si es el que toma las resoluciones esenciales de la pareja.
  • Si se mofa de ti y te abochorna públicamente.
  • Si critica continuamente tus creencias o bien tu forma de meditar.
  • Si no se interesa por tus cosas.
  • Si alguna vez se pone tan inquieto contigo que desmanda y sientes temor.
  • Si te trata tal y como si fueses menos eficiente que .

 

Deja un comentario